Público
Público

Iberdrola reclama en Davos una regulación estable en Europa

"Uno de los principales retos del sector energético a lo largo de los próximos años será conseguir los enormes recursos financieros precisos para acometer las inversiones necesarias", asegura Sánchez Galán.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, durante una mesa redonda en la primera jornada del Foro Económico Mundial (WEF), en Davos (Suiza). EFE/Jean-Christophe Bott

DAVOS (Suiza).- El presidente de la compañía española de suministro energético Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, reclamó hoy en Davos una política y regulación estables en Europa para atraer a los inversores hacia el sector eléctrico.

En su intervención durante un debate titulado "El nuevo contexto energético" en el marco del Foro de Davos, Sánchez Galán dijo que "la única manera de movilizar los ingentes recursos económicos necesarios es diseñar planificaciones energéticas bien orientadas".

Asimismo es necesario "habilitar mecanismos para garantizar su cumplimiento y aprobar marcos regulatorios estables y predecibles que aporten claridad a los inversores", agregó.

Sánchez Galán reiteró que, para competir en igualdad de condiciones con el resto del mundo, Europa precisa una Unión Energética con un regulador único y unas normas comunes.

"Uno de los principales retos del sector energético a lo largo de los próximos años será conseguir los enormes recursos financieros precisos para acometer las inversiones necesarias", aseguró.

El presidente de Iberdrola explicó en la ciudad suiza que, durante los próximos 30 años, la demanda eléctrica mundial crecerá un 80 %, "impulsada no sólo por la mayor eficiencia de esta fuente de energía, sino también por la expansión del servicio a los 1.300 millones de personas que aún no disponen del mismo".

Sánchez Galán hizo hincapié en que "el sector tiene la capacidad tecnológica precisa para cubrir este crecimiento, logrando, en paralelo, un suministro eléctrico seguro, sostenible y competitivo".

Pero se requerirán también inversiones de más de 20 billones de dólares entre 2014 y 2040, según la Agencia Internacional de la Energía.

Para atraer a los inversores, el presidente de Iberdrola pidió una política y una regulación estables y expuso la necesidad de "diseñar planificaciones energéticas bien orientadas, que identifiquen las necesidades y las soluciones tecnológicas más adecuadas".

Puso como ejemplo la reforma energética lanzada en México por el presidente Peña Nieto.

Sánchez Galán enfatizó que Europa precisa una Unión Energética para competir en igualdad de condiciones con el resto del mundo.

"Europa precisa una Unión Energética con un regulador único y unas normas comunes", según el presidente de Iberdrola, que confió en que la nueva Comisión, que ha habilitado una vicepresidencia específica para abordar este asunto, "está desarrollando este concepto y actuará pronto".

En el Viejo Continente se dan una serie de circunstancias que restan competitividad a su economía frente a otras como la estadounidense.

En este sentido, el presidente de Iberdrola dijo que, pese a que "los precios de la energía han caído, las tarifas se han incrementado en los últimos años debido a la inclusión de costes medioambientales y sociales no relacionados con el suministro eléctrico, que ya representan más del 50 % de la tarifa".

Además, añadió, "los mercados no se han adaptado a la masiva penetración de las energías renovables y las tecnologías de respaldo no se están viendo correctamente remuneradas".