Público
Público

El Ibex cierra su quinta semana en negativo, pendiente de nuevas medidas económicas

El principal indicador de la Bolsa española logra el viernes subir por segundo día consecutivo, un 0,74%, para cerrar en los 6.443,3 puntos.

Panel informativo en el patio de negociación de la Bolsa de Madrid. EFE/Ana Bornay
Panel informativo en el patio de negociación de la Bolsa de Madrid. EFE/Ana Bornay

PÚBLICO/AGENCIAS

El Ibex 35, el principal indicador de la Bolsa española, ha subido por segundo día consecutivo en la sesión de este viernes un 0,74%, para cerrar en los 6.443,3 puntos.

Esta ganancia, sin embargo, no ha sido suficiente para lograr un saldo favorable en el balance global de las últimas cinco jornadas, y se anota números rojos por quinta semana consecutiva. En concreto, el Ibex 35 se deja un 2,81% desde el viernes de la semana pasada, mientras prosigue el avance mundial del brote del coronavirus, que en España ya causa más de 1.000 muertes. 

La última parte de la sesión también se vio condicionada por lo que los mercados llaman la "cuadruple hora bruja" o vencimiento simultáneo de los contratos trimestrales de futuros y opciones sobre índices y acciones.

El mercado parece estar esperando nuevas medidas de estímulo, después de las intervenciones de los últimos días de las autoridades económicas. Especialmente del BCE, que este jueves anunció un nuevo programa de compra de deuda pública y empresarial por un volumen de 750.000 millones, y subrayó su intención de hacer "todo lo necesario dentro de su mandato" para hacer frente al impacto económico de la crisis del coronavirus.

Pese a los avances, el Ibex índices se encuentra aún muy lejos de los niveles de finales de febrero, tras el descalabro provocado por el temor a la emergencia sanitaria. El 19 de febrero, el índice marcó al cierre su máximo anual, en los 10.083,6 puntos; desde entonces ha perdido un 36,1% (sólo en lo que vamos de marzo, la caída es del 26,68%).

Este viernes, los mayores ascensos los han presentado Aena, que se revalorizaba un 19,66%, y ACS, que rebotaba un 16,84%. También han destacado las subidas de ArcelorMittal (+14,78%) y de Colonial (+13,62%).

En el lado contrario se ha situado Bankia, que se ha desplomado un 12,59%. Justo por detrás se ha colocado Indra (-6,5%), MásMóvil (-6,15%), Telefónica (-5,62%), CaixaBank (-5,47%), Amadeus (-5,28%) y Merlin Properties (-4,94%.

El resto de las plazas bursátiles europeas también han cerrado con alzas, bastanrte superiores a las del Ibex, animadas por la oleada de estímulos fiscales y monetarios de las últimas jornadas para atenuar el impacto en la economía global de la pandemia del coronavirus.

En Londres, el FTSE ha avanzado este viernes un 0,090%; el principal indicador de la Bolsa de Fráncfort, el DAX 30, sube un 3,70%; y el de París, el CAC 40, un 5,01%, el FTSE MIB de la Bolsa de Milán gana un 0,74%.

Por otro lado, la prima de riesgo española se mantenía en torno a los 106 puntos básicos, con el interés exigido a los inversores en el 0,728%. Por su parte, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en los 1,0655 billetes verdes'

Asimismo, el barril de petróleo de calidad Brent, de referencia para Europa, cotizaba en torno a los 28,71 dólares, mientras que el West Texas Intermediate (WTI), la referencia estadounidense se situaba en los 25,4 dólares.

Pendientes de la vacuna

"Seguimos con la vista puesta en la evolución del coronavirus (necesidad de frenar la curva de contagios) y en la adopción de estímulos (anunciados o esperados) para limitar en lo posible el impacto económico", dijeron los analistas de Renta 4 en su informe diario.

El gran temor de los inversores continúa siendo que el virus se propague al resto de economías, las cuales tengan que adoptar las medidas extremas de China, Italia y España, paralizando así su actividad económica, según el analista de XTB Joaquín Robles. "La volatilidad seguirá presente mientras no se encuentre una solución al coronavirus", ha subrayado el experto.

El Senado de EEUU estaba sometiendo a debate un paquete de estímulo de más de 1 billón de dólares que incluiría financiación directa para todos los estadounidenses, flexibilidad impositiva para los pequeños negocios y medidas para estabilizar la economía.

Por su parte, China introducirá billones de yuanes en estímulos fiscales para tratar de reanimar a la segunda mayor economía del mundo, que se enfrenta a la primera contracción en cuatro décadas. Así y con todo, el viernes el banco central chino sorprendió a los mercados al mantener su tipo de referencia sin cambios, pese a que los analistas prevén rebajas del coste del dinero en un futuro próximo.











El resto de principales plazas europeas han concluido la jornada de este viernes con incrementos del 0,09% para el Ftse 100 de Londres, del 5,01% para el Cac 40 de París, del 3,7% para el Dax de Fráncfort y del 0,74% para el Mib de Milán.

Por otro lado, la prima de riesgo española se mantenía en torno a los 106 puntos básicos, con el interés exigido a los inversores en el 0,728%. Por su parte, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en los 1,0655 'billetes verdes'.

Asimismo, el barril de petróleo de calidad Brent, de referencia para Europa, cotizaba en torno a los 28,71 dólares, mientras que el West Texas Intermediate (WTI), la referencia estadounidense se situaba en los 25,4 dólares.

El gran temor de los inversores continúa siendo que el virus se propague al resto de economías, las cuales tengan que adoptar las medidas extremas de China, Italia y España, paralizando así su actividad económica, según el analista de XTB Joaquín Robles. "La volatilidad seguirá presente mientras no se encuentre una solución al coronavirus", ha subrayado el experto.

Robles ha relatado cómo las aerolíneas, en especial IAG (Iberia) con una caída superior en Bolsa del 30%, han visto paralizada su actividad. "Algunas compañías incluso ya avisan de que solo tienen liquidez hasta el mes de mayo", ha advertido, lo que está llevando a que países se planteen nacionalizar algunas en caso de que quiebren.

El turismo y el transporte son otros sectores que se están viendo fuertemente penalizados, y le siguen de cerca las compañías relacionadas con las materias primas, como Repsol y ArcelorMittal, que continuaron su espiral bajista a medida que la demanda de materiales básicos se desploma.

El analista de XTB también ha destacado el comportamiento de la banca, ya que el empeoramiento de las perspectivas económicas reduce sustancialmente su posibilidad de negocio. "Además, la delicada situación en la que podrían quedar muchas empresas les hace más vulnerables en el caso de que no pudieran soportar sus deudas", ha precisado.

Al mismo tiempo, el Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado nuevas medidas de estímulo ultraexpansivas que, a pesar de reforzar la liquidez, hacer prever un periodo mucho más largo de tipos de interés en mínimos.

Los bancos centrales y lo principales gobiernos del mundo anunciaron un paquete de ayudas sin precedentes para tratar de paliar los efectos negativos e esta crisis sanitaria. "Aunque sirvieron para detener las caídas, no han logrado recuperar la confianza de los inversores", ha añadido Robles.

Para la próxima semana, el experto de XTB prevé una fuerte volatilidad, mientras que la evolución de la propagación del virus será determinante en el devenir de los mercados.