Público
Público

Indra acelera su crecimiento en 2019 y eleva un 1,3% su beneficio neto, afectado por la mayor tasa fiscal

Los ingresos de la compañía de tecnología y consultoría  aumentan hasta los 3.204 millones, impulsados por su división Minsait, mientras el valor de la cartera de pedidos alcanza  la cifra récord de 4.511 millones.

Sede de la compañía de tecnología y defensa Indra en Alcobendas. E.P./Eduardo Parra
Sede de la compañía de tecnología y defensa Indra en Alcobendas. E.P./Eduardo Parra

AGENCIAS

La compañía de tecnología y consultoría Indra obtuvo un beneficio neto de 121 millones de euros en 2019, un 1,3% más que los 120 millones de euros de 2018, afectado por la mayor tasa fiscal, que pasó del 25% de 2018 al 29% en 2019. De hecho, manteniendo una tasa fiscal del 25% el resultado neto habría crecido por encima del 8%.

La contratación neta de Indra alcanzó los 3.686 millones de euros en el conjunto del pasado ejercicio, lo que supone un 7,2% más en comparación con los 3.437 millones de euros registrados en 2018, aunque en moneda local la subida fue del 7,5%, según ha informado la compañía.

Por su parte, los ingresos aumentaron un 3,2% en términos reportados y un 3,6% en moneda local, hasta los 3.204 millones de euros, impulsados por su división Minsait. El tipo de cambio contribuyó negativamente con 12 millones de euros el pasado ejercicio.

El valor de la cartera de pedidos de Indra se situó al cierre de 2019 en la cifra récord de 4.511 millones de euros, lo que supone un 11% más en comparación con los 3.612 millones de euros de finales de 2018.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) en 2019 alcanzó los 346 millones de euros, un 18,2% más en términos reportados y un 18,1% más moneda local, lo que ha permitido a la empresa registrar una expansión del margen de Ebitda hasta el 10,4%, frente al 9,4% de 2018.

El presidente ejecutivo de Indra, Fernando Abril-Martorell, ha destacado que los resultados de 2019 destacan fundamentalmente por el "buen desempeño de la actividad comercial". "Los datos reportados en 2019 muestran el resultado de nuestra apuesta por el crecimiento rentable y constituyen una sólida base para continuar por esta misma senda, tal y como reflejan nuestros exigentes objetivos para 2020", ha remarcado.

Por geografías, destacan las subidas en los ingresos de América (+12% en moneda local; 21% de las ventas totales), Europa (+9% en moneda local; 17% de las ventas totales) y España (+2%; 50% de las ventas totales). En cambio, las ventas descienden un 9% en la región AMEA (12% de las ventas totales) por el negocio de Elecciones. En España, las ventas en 2019 aumentaron un 2%.

Por verticales, la unidad de Transporte y Defensa (T&D) registró un crecimiento del 0,2% en moneda local de los ingresos, hasta los 1.189 millones de euros, mientras que en términos reportados aumentaron un 0,1%. La contratación en esta división aumentó un 11,5% en 2019, hasta los 1.476 millones de euros, gracias al fuerte repunte en Defensa (+41%).

Por su parte, la cifra de negocio de Minsait (TI) subió un 5,7% en moneda local y un 5,2% en términos reportados, hasta 2.015 millones de euros, mientras que la contratación alcanzó los 2.210 millones de euros, un 4,5% más en términos reportados y un 5% más en moneda local.

Deuda y plantilla

La deuda neta alcanzó los 552 millones de euros en 2019 e incluyó el pago de 67 millones por la compra de la compañía SIA el 31 de diciembre de 2019, frente a los 730 millones de los nueve primeros meses de 2019 y los 483 millones de euros de 2018. Así, la ratio de deuda neta respecto al Ebitda pasó desde las 1,6 veces de 2018 a 1,8 veces.
Al cierre de 2019, la plantilla final de Indra está formada por 49.607 empleados sin incluir los 742 empleados de la compañía SIA adquirida el último día del año, lo que supone un crecimiento del 13% (5.900 empleados adicionales).

La plantilla media al cierre de 2019 aumenta un 14% vs 2018. La mayor parte del crecimiento de la plantilla respecto a 2018 se ha producido en la división de Minsait principalmente por varios proyectos de BPO, primordialmente en Latinoamérica, que son muy intensivos en personal.

Más noticias de Economía