Público
Público

Emergencia sanitaria y económica Un informe demuestra que controlar el virus es vital para limitar las pérdidas económicas

Publicado la semana pasada por el Instituto Brookings y titulado 'Resultados macroeconómicos y covid-19: Un informe de progreso', el documento demuestra que los lugares donde la pandemia ha sido más virulenta han sido también aquellos en los que la situación económica ha sido más adversa.

Urgencias Hospital
Un estudio concluye que donde ha habido elevadas tasas de mortalidad por el coronavirus también el revés económico ha sido mayor. (EFE | ARCHIVO)

público

En pleno debate sobre si en España, y en concreto en determinadas zonas de España –Madrid–, se realizó demasiado rápido la desescalada y si se antepusieron criterios económicos a la salud de los ciudadanos, un informe publicado la semana pasada por el Instituto Brookings titulado Resultados macroeconómicos y covid-19: Un informe de progreso asegura que controlar el virus es vital para limitar las pérdidas económicas. 

Dicho informe, entre cuyos autores está el economistas español Jesús Fernández-Villaverde, establece una relación entre la incidencia de la pandemia y la situación económica: concluye que, aunque con excepciones, aquellos lugares en los que la pandemia ha sido más virulenta han sido también aquellos en los que las pérdidas económicas han sido mayores.

El estudio demuestra que en la mayoría de los lugares donde ha habido elevadas tasas de mortalidad por el coronavirus también el revés económico ha sido mayor y cita entre estos lugares la ciudad de Nueva York, la región de Lombardía en Italia, Reino Unido y la ciudad de Madrid. Sin embargo, los lugares con bajas tasas de mortalidad han tenido también menores pérdidas económicas, tal es el caso de Alemania, Noruega, Japón o Corea del Sur.

Por supuesto, hay excepciones. California, por ejemplo, muestra una tasa de mortalidad relativamente baja pero pérdidas económicas relativamente grandes. Y se produce el caso contrario: Suecia sufrió una alta tasa de mortalidad, pero tuvo pérdidas económicas limitadas.

El informe afirma que los caso de California y Suecia "ofrecen comparaciones interesantes". Así, Suecia sufrió tasas de mortalidad comparables a las de Italia, el Reino Unido y España, pero tuvo pérdidas económicas mucho menores. Sin embargo, países vecinos como Noruega, Finlandia y Dinamarca también sufrieron pérdidas económicas limitadas a pesar de que impusieron restricciones más estrictas que Suecia. Experimentaron tasas de mortalidad más bajas: 49 por millón en Noruega, 60 en Finlandia y 107 en Dinamarca frente a 575 en Suecia. "¿Podría Suecia también haber logrado una tasa de mortalidad más baja sin dejar de limitar las pérdidas económicas?", se preguntan los autores del informe.

Según los autores, "determinar los roles de la suerte y la política en estos resultados económicos y de salud será crucial para combatir futuras pandemias". "Esta puede ser la primera de otras pandemias en el mundo tan globalizado que tenemos hoy", dice Fernández-Villaverde. "Si vuelve a suceder, queremos estar mucho mejor preparados".

Más noticias de Economía