Público
Público

Informe de Oxfam Intermón Las empresas del Ibex repartieron más de 9.500 millones de euros entre sus accionistas durante la pandemia

Mientras tanto, los trabajadores y las trabajadoras ganaban 121 veces menos que los altos directivos y la brecha salarial de género se mantenía en el 15%, según el informe anual de Oxfam Intermón sobre las corporaciones del Ibex.

Ibex 35
Un monitor muestra en la bolsa de Madrid el cambio euro-dolar. - Altea Tejido | EFE

En plena pandemia, el gran empresariado español hizo lo que mejor se le ha dado históricamente: repartir dividendos entre sus accionistas antes que reinvertir los ingresos. Mientras tanto, los trabajadores y las trabajadoras ganaban 121 veces menos que los altos directivos y la brecha salarial de género se mantenía en el 15%.  

Un informe de la ONG Oxfam Intermón publicado este martes que analiza cinco indicadores en las empresas del Ibex 35 (brecha salarial, brecha de género, presencia en paraísos fiscales, pago de impuestos y reparto de dividendos) apunta que 20 de las 35 empresas españolas que conforman el Ibex 35 han repartido 9.500 millones a sus accionistas desde que comenzó la pandemia del coronavirus, y eso "a pesar de la merma en sus beneficios y del riesgo de descapitalizar sus corporaciones". Por contra, sólo ocho empresas optaron en cambio por la cautela en estos tiempos tan revueltos y pospusieron el reparto de ganancias.

Ese afán cortoplacista de la élite empresarial española se hace aún más evidente porque la bajada generalizada de los beneficios ya era una realidad en 2019, antes incluso de la pandemia. Empresas como Endesa, Ferrovial y Telefónica, repartieron más dinero del que ganaron durante el ejercicio. Especialmente llamativo es el caso de Repsol, que repartió 1.434 millones entre sus accionistas pese a sus pérdidas multimillonarias. "Dar a los accionistas más dinero del que la empresa ha ganado supone sacrificar la fortaleza financiera de la empresa para satisfacer el apetito cortoplacista de ciertos inversores", explica Miguel Alba, economista experto en empresas y autor del informe de Oxfam Intermón titulado La hora del compromiso.

Además de cortoplacistas, las empresas de Ibex son grandes generadoras de desigualdad en España, dice el informe. "Nuestro análisis muestra que la lógica del conjunto de las empresas del Ibex 35 sigue propiciando aumentos de la desigualdad, fundamentalmente por desmesuradas brechas remunerativas y por un escaso compromiso con una fiscalidad responsable", afirma Alba. Los responsables de ese aumento de la desigualdad tienen rostro: el informe señala a Acciona, Iberdrola, Mapfre y Repsol como las empresas que mas aumentan la desigualdad; mientras que en el lado opuesto Bankia, Siemens Gamesa y Aena presentan los mejores resultados en este apartado.

Con todo, esto no es lo peor. El punto más negro de las empresas del Ibex es su presencia en paraísos fiscales. Aunque en el último año esta presencia ha bajado al pasar de 805 a 740 filiales, el informe de Oxfam Intermón destaca que, a pesar de esa reducción, aún sigue habiendo casi el triple de filiales en paraísos fiscales de las que había hace una década

En lo que respecta a este apartado, Banco Santander, ACS y Repsol están a la cabeza en cuanto a presencia en paraísos fiscales, "aunque Santander y Repsol están también entre las que más han reducido esa presencia según los últimos datos", se puede leer en el informe.

En el aspecto fiscal, Oxfam Intermón constata ciertas mejoras, como el hecho de que todas las empresas del Ibex cumplan con la obligación de informar de los impuestos que pagan en cada país. "Eso sí, sólo cinco llegan a pagar una proporción adecuada respecto al tipo legal medio en esos países", afirma el informe. "En este momento es más necesario que nunca un compromiso fiscal responsable de las empresas, esenciales para contribuir a financiar la salud, la educación y la protección social", ahonda el autor del informe

Otra materia en la que suspenden las grandes empresas es la de la brecha salarial. Aunque la remuneración de las trabajadoras y trabajadores de estas empresa subió una media del 6,3% en 2019, los altos ejecutivos ganaron 121 veces más que el sueldo medio de sus empleados y empleadas.

"Además, hay que señalar que, aunque las empresas del Ibex tienen sueldos mayores al promedio de nuestro país, también ejercen una fuerte presión a la baja en los salarios de proveedores, subcontratas y actividades deslocalizadas, algo que hay que tener en cuenta a la hora de analizar la foto completa", apunta Alba.

El informe señala que la empresa con la diferencia más alta entre el sueldo máximo y medio es ACS, cuyo primer ejecutivo, Florentino Pérez, gana 531 veces el sueldo medio, seguido de Acciona (275 veces), e Inditex (272 veces).

En este sentido, las empresas con presencia del Estado en su accionariado, Aena, Bankia y Red Eléctrica, son las que registran menores diferencias salariales.

Sin embargo, la mala noticia en materia salarial es que la brecha de género sigue inamovible en el 15%, al igual que el año pasado. El sueldo medio masculino en el conjunto de empresas fue de 38.134 euros anuales, mientras que el de las mujeres fue de 32.414 euros.

Las empresas que presentan una mayor diferencia son Banco Santander, donde el salario medio de los hombres es 31% superior al de las mujeres. En contraste, hay cinco empresas donde en promedio las mujeres ganan más que los hombres. Se trata de Meliá Hotels, Arcelor Mittal, Siemens Gamesa, Iberdrola y Acerinox.

Cambio de paradigma con la covid

El informe termina con un mensaje ciertamente optimista: señala que la pandemia ha actuado como "factor corrector" y que tras su llegada "muchas empresas del Ibex 35 han puesto en marcha iniciativas, en algunos casos sin contraprestación económica, para contribuir a la respuesta a la emergencia sanitaria y para amortiguar el impacto del parón económico en las personas más vulnerables", al tiempo que mostraban preocupación "para para tratar de amortiguar los efectos en los ingresos y la situación laboral de sus trabajadores, proveedores o clientes".

La empresa con la diferencia más alta entre el sueldo máximo y medio es ACS, cuyo primer ejecutivo, Florentino Pérez, gana 531 veces el sueldo medio

Todo ello, dice Oxfam Intermón muestra "un camino a seguir para entrar en un nuevo paradigma que incorpore la dimensión social y ambiental al puro interés económico". Y para reforzar ese nuevo paradigma, la ONG propone medidas como la transparencia y rendición de cuentas, cerrar la brecha de género en los salarios, dar una mayor participación de los trabajadores y, en definitiva, mejorar las condiciones laborales.

Más noticias de Economía