Público
Público

ING dejará de financiar a las eléctricas que dependan mucho del carbón

El banco holandés no prestará dinero a las compañías  cuya dependencia a la energía de carbón supere el 5% de su producción total, pero continuará brindando apoyo económico a aquellas que inviertan en transición energética

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Central térmica de la estatal griega PPC, cerca de la ciudad de Ptolemaida. REUTERS

Antes del final de 2025, ING dejará de financiar a cualquier eléctrica en la que el carbón suponga más del 5% de su producción, pero continuará brindando apoyo económico a aquellas que inviertan en transición energética, según ha informado el banco holandés este martes a través de un comunicado

La entidad seguirá prestando a las empresas con proyectos de energía renovable y a nuevos clientes cuya dependencia del carbón sea inferior al 10%, siempre que tengan una estrategia en marcha para reducir ese porcentaje a cero de aquí a 2025.

El banco también dijo que no otorgará préstamos a centrales térmicas de carbón individuales en este periodo.

Así, a finales de 2025, ING habrá eliminado de forma gradual los préstamos a centrales eléctricas de carbón individuales. "En 2015 dijimos que no financiaríamos ninguna central eléctrica de carbón nueva, excluyendo algunos compromisos permanentes. Como resultado, los préstamos a centrales eléctricas de carbón individuales ya han disminuido en un 9% en 2016", señala ING.

La medida supone un cambio de ritmo en los esfuerzos de ING para favorecer la transición mundial hacia una economía baja en emisiones pactada en París en 2015 en el acuerdo global sobre cambio climático. Coincide además con la iniciativa de un grupo de importantes inversores de someter a más presión a los principales emisores de gases con efecto invernadero.

"Somos conscientes de que contribuir al Acuerdo de París tiene que ver también con elegir claramente lo que no vamos a seguir financiando, sobre todo cuando hay buenas alternativas disponibles", señala en el comunicado el vicepresidente de ING, Koos Timmermans. "Estamos tomando este paso decisivo en el marco de nuestra ambición general de apoyar la transición energética".

Según apunta el grupo, ING ha ofrecido financiación para proyectos de energía renovable por más de 29.000 millones de euros y mantenía una exposición directa a préstamos por valor de 4.000 millones de euros en este tipo de proyectos a finales de noviembre de 2017, lo que equivale al 60% de la financiación total a proyectos de servicios públicos.

Por último, ING se compromete a reducir su huella de carbono reduciendo sus emisiones de CO2 en un 50% y suministrar con electricidad 100% renovable a todos los edificios de la entidad en el mundo para 2020.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, organiza una cumbre climática esta semana en la que presionará a los países ricos para que aumenten la financiación contra el cambio climático.

La aseguradora francesa AXA dijo el martes que cuadruplicaría su inversión en proyectos respetuosos con el medio ambiente en 2020 hasta los 9.000 millones de euros ($10.600 millones) y que seguiría desinvirtiendo en la industria del carbón.