Público
Público

La inmobiliaria Merlin compra un 14,4% de la Operación Chamartín a la constructora San José por 168 millones

La socimi logra entrar en el mayor desarrollo urbanístico de Europa tras no fructificar sus negociaciones con BBVA

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

El logo de la constructora San José en una obra en Madrid. PÚBLICO

Merlin Properties ha comprado una participación del 14,46% en la sociedad promotora de Madrid Nuevo Norte, la denominada Operación Chamartín, uno de los mayores desarrollos urbanísticos de Europa, al grupo constructor San José por un importe de 168,89 millones de euros.

La socimi que dirige Ismael Clemente, y participada por el Banco Santander, logra de esta forma posicionarse en el proyecto después de que no prosperaran las negociaciones que inicialmente mantuvo con BBVA, el otro socio promotor del desarrollo, con una participación del 75%.

En virtud del acuerdo alcanzado ahora con San José, Merlin compra parte de la participación del 24% que San José tiene en Distrito Castellana Norte, empresa promotora del proyecto, de forma que la constructora controlada por Jacinto Rey se queda aún con un 10% del mismo.

La operación, cuyo pago incluye la concesión de un crédito a San José, está pendiente del derecho de retracto que el BBVA tiene sobre las acciones que se venden.

Con esta operación, Merlin reforzará su actual posición como mayor socimi cotizada del país, potenciando su rama de oficinas. En la actualidad, cuenta con una cartera de edificios de este tipo, además de centros comerciales y centros logísticos valorados en 12.375 millones.

Merlin entra en la Operación Chamartín justo cuando esta operación ha logrado el acuerdo de todas las partes implicadas tras más de veinte años de desarrollo y negociación entre los promotores y las tres administraciones que participan en el proyecto, fundamentalmente poniendo los suelos, el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento a través de Renfe y Adif.

La redenominada ahora Madrid Nuevo Norte lleva asociada una inversión de unos 6.000 millones de euros y supondrá actuar sobre tres millones de metros cuadrados de terreno, a lo largo de una franja alargada de 5,6 kilómetros de longitud que atraviesa el Norte de Madrid, desde las proximidades de Plaza de Castilla hasta la M-40.

El eje del proyecto es la remodelación de la estación de Chamartín, y la cobertura de su haz de vías, sobre las que se construirá el denominado parque central', un espacio verde de trece hectáreas.

Este parque será centro del desarrollo, que se completa con un nuevo centro de negocios que, junto a las ya cinco torres, convertirá a la zona en la nueva city de Madrid, además de la edificación de 10.500 viviendas, que en su mayoría se cederían a las administraciones.

La previsión es que las obras de urbanización arranquen a finales de 2020, toda vez que se espera reciba la luz verde definitiva de la Comunidad de Madrid antes de fin de este ejercicio. La primera fase del complejo se prevé para 2028, si bien todo el desarrollo contempla un calendario de ejecución a 24 años.