Público
Público

El IPC de la eurozona cierra 2014 en tasa negativa, por primera vez en cinco años

La inflación desciende al -0,2% en tasa interanual en diciembre.

Un puesto de pescado en un mercado de Madrid. REUTERS

AGENCIAS

BRUSELAS.- La inflación en la eurozona cayó a una tasa interanual negativa del 0,2% en diciembre, según datos preliminares ofrecidos por la oficina europea de estadística.

El dato, inferior a lo previsto por los analistas, que proyectaban de media una tasa negativa del 0,1%, pone más presión sobre el Banco Central Europeo para implementar el programa de compra de bonos soberanos.

La cifra se compara con una inflación del 0,3% en noviembre y supone la primera tasa interanual negativa desde octubre de 2009.

La inflación subyacente, excluyendo los volátiles precios de la energía y los alimentos no elaborados, se mantuvo estable en una tasa interanual del 0,7%. Pero los precios de la energía registraron un descenso en el último mes del 6,3% mientras que los alimentos no elaborados se rebajaron un uno por ciento.

Los analistas esperan que el BCE anuncie un programa de compra de bonos soberanos en su reunión del día 22

El BCE, preocupado por un período prolongado de baja inflación en la zona y eventuales riesgos de deflación, está preparado para imprimir dinero y comprar bonos soberanos en el mercado secundario e inyectar más liquidez a la economía para estimular la demanda y favorecer un repunte de los precios.

Economistas esperan que el banco central pueda tomar la decisión de instaurar el programa de compra de bonos en la próxima reunión del 22 de enero.

Bruselas niega que eurozona esté en deflación, pero dice que bajo nivel de precios continuará "a corto plazo"

Pese a volver a las tasas de inflación negativa, la Comisión Europea ha negado este miércoles que la eurozona esté en deflación, aunque ha admitido que el bajo nivel de precios continuará a "corto plazo" y la inflación sólo remontará cuando la recuperación se consolide y los salarios empiecen a aumentar.

"La Comisión cree que el débil crecimiento y los bajos precios de las materias primas continuarán enfriando la inflación a corto plazo, pero a medida que la actividad económica se fortalezca gradualmente y los salarios crezcan, la inflación volverá a aumentar", ha sostenido la portavoz de Asuntos Económicos, Annika Breidhardt.