Público
Público

Italia renacionalizará Alitalia tras el impacto del coronavirus

El Gobierno italiano había establecido el 31 de mayo como fecha límite para vender la empresa, en concurso de acreedores desde mayo de 2017.

Un avión de Alitalia, en el aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv (Israel). REUTERS/Amir Cohen
Un avión de Alitalia, en el aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv (Israel). REUTERS/Amir Cohen

EFE

El Gobierno italiano renacionalizará la aerolínea Alitalia, en concurso de acreedores desde mayo de 2017, tras la crisis del coronavirus que ha impactado notablemente en las cuentas de la compañía, con cancelaciones masivas, y ha alejado su potencial venta, informa EFE Dow Jones.

El Gobierno italiano aprobó el lunes un decreto ley con ayudas de hasta 25.000 millones de euros, que movilizará recursos por valor de hasta 350.000 millones, que todavía no ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado ni facilitado a los medios.

Parte de su contenido ha sido comunicado por el Gobierno y en él se encuentra un plan para salvar a la que fue la aerolínea de bandera pero que no tiene beneficios desde el año 2002, según Efe Dow Jones.

La citada fuente señala que el decreto prevé el establecimiento de "una nueva compañía controlada por completo por el Ministerio de Economía y Finanzas, o controlada por una compañía predominantemente pública y de participación pública indirecta", que asumirá el control de Alitalia y de su filial Alitalia CityLiner SpA.

El plan para salvar a Alitalia, que está gestionada desde mayo de 2017 por una administración extraordinaria, tendrá lugar en medio de la crisis por el coronavirus, que ha causado en Italia por el momento más de 2.000 fallecidos.

El temor a esta pandemia ha provocado cancelaciones masivas en vuelos hacia Italia y ha castigado con dureza a aerolíneas como Alitalia.

El Gobierno italiano había establecido el 31 de mayo como fecha límite para vender la empresa y a principios de este mes dio de margen hasta el 18 de marzo para que los potenciales compradores interesados presentaran sus ofertas.

El Ejecutivo italiano no se ha referido por ahora al futuro de Alitalia y en un comunicado se ha limitado a explicar algunas medidas del decreto, como el reconocimiento de una indemnización, que no se detalla de cuánto, a las compañías aéreas que desarrollen un servicio público por los daños sufridos como consecuencia de las masivas cancelaciones.

El secretario general del sindicato Fit-Cisl, Salvatore Pellecchia, celebró la noticia y dijo en una nota que "la nacionalización tiene sobre todo un aspecto positivo: permite que Alitalia salga del régimen de concurso de acreedores, lo que lo ha mantenido inmóvil durante unos tres años".

Pero ha matizado que "este paso no es suficiente si no va acompañado del relanzamiento de la empresa" para que vuelva al mercado con la competitividad que tenía en el pasado y no reincida en una situación de potencial quiebra a medio plazo.

Pellecchia ha defendido la necesidad de que Italia tenga una compañía de bandera que, en casos como el actual, está permitiendo a los italianos volver al país cuando el resto de aerolíneas han cancelado gran parte de sus vuelos.

El secretario general del sindicato Uiltrasporti, Claudio Tarlazzi, ha dicho que en este momento de crisis por el coronavirus la "prioridad es proteger los servicios para los ciudadanos y el empleo" tanto de Alitalia y como del resto de empresas del sector del transporte aéreo.