Público
Público

El jefe de la Fed avisa de que EEUU se enfrenta a un prolongado periodo de crecimiento débil por el coronavirus

Jerome Powell considera que la recuperación de la crisis requerirá tiempo y quizá nuevas medidas extraordinarias, pero vuelve a descartar el uso de tipos de interés negativos.

El presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Jerome Powell, en una rueda de prensa a comienzos de marzo, cuando el banco central estadounidense adoptó sus primeras medidas de emergencia para hacer frente a la crisis del coronavirus. AFP/Eric Baradat
El presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Jerome Powell, en una rueda de prensa a comienzos de marzo, cuando el banco central estadounidense adoptó sus primeras medidas de emergencia para hacer frente a la crisis del coronavirus. AFP/Eric Baradat

Howard Schneider/Reuters

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, hizo el miércoles un austero análisis sobre la situación económica de Estados Unidos antes de su esperada reapertura, advirtiendo de un "periodo prolongado" de debilidad en que la institución usará todas las herramientas necesarias para afrontar la crisis.

Para un gobernador de la Fed que ha pasado parte de su carrera controlando el déficit y que ha intentado evitar ofrecer recomendaciones a autoridades del Gobierno, los comentarios de Powell reflejan un extraordinario reconocimiento de los riesgos para la economía estadounidense derivados de la pandemia de coronavirus.

Hasta la fecha, la respuesta de Estados Unidos "ha sido particularmente rápida y resuelta", dijo Powell en una videoconferencia en la que también llamó a emplear todos los programas fiscales disponibles para ayudar a los estadounidenses más vulnerables.

"Pero podría pasar algún tiempo hasta que la recuperación gane impulso", dijo, añadiendo que este periodo estará dominado por los avances del país en la lucha contra el coronavirus.

Cuanto más persistan los riesgos sanitarios, dijo Powell, más posible será que las empresas quiebren y que los hogares sufran graves problemas de ingresos en una crisis que, según destacó, ha golpeado con más ferocidad a quienes tienen menos capacidad para abordarla.

Un reciente sondeo de la Fed estima que el 40% por los hogares con una renta menor a 40.000 dólares anuales tenía al menos a uno de sus miembros que ha perdido su empleo desde febrero, indicó.

El peor escenario deja a una economía varada con un "extendido periodo de baja productividad y crecimiento y de ingresos estancados (...) podría necesitarse un apoyo fiscal adicional que será costoso pero valioso si ayuda a evitar los aspectos más agudos del daño económico", afirmó Powell, en lo que equivale a un llamado al Congreso a elevar los fondos destinados a proveer asistencia en tiempos de pandemia.

"Esta compensación (fiscal) corresponde a nuestros representantes electos, con autoridad para cambiar los códigos tributarios y de gasto público", declaró.

Las acciones estadounidenses caían en la apertura tras las declaraciones de Powell.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro también bajaban y algunos contratos de futuros de tasas de interés incorporaban otra vez una remota posibilidad de que la Fed pueda adoptar eventualmente tipos de interés negativas en algún momento del año, aunque Powell se mostró nuevamente en contra de la medida.

Las dos cámaras del Congreso están debatiendo respuestas adicionales para encarar la crisis. Autoridades en la Casa Blanca han dicho que desean evaluar cómo funcionará una fase inicial de reapertura económica antes de decidir nuevos pasos.

Más noticias de Economía