Público
Público

El jefe de la Reserva Federal de EEUU avisa que "puede que pase un tiempo" antes de la próxima subida de tipos

El banco central estadounidense, que mantiene el precio del dinero en la banda del 2,25% y el 2,5%, alerta de que durante el cuarto trimestre de 2018, la economía se ralentizó del "sólido ritmo" que había mostrado durante el resto del año.

Un operador de la Bolsa de Nueva York, en Wall Street, observa en un monitor de tv la rueda de prensa del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. REUTERS/Brendan McDermid

Agencias

"Puede que pase un tiempo" antes de que sea necesario que la Reserva Federal (Fed) vuelva a elevar los tipos de interés, actualmente entre el 2,25% y el 2,5%, indicó este miércoles el presidente del organismo, Jerome Powell,

"Puede que pase un tiempo antes de que necesitemos ajustar la política monetaria", dijo Powell en una conferencia de prensa, tras el comunicado al término de la reunión de dos días del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), al abrir la puerta a que no se produzcan alzas del precio del dinero en EEUU en lo que resta de 2019. "Es un gran momento para ser pacientes", agregó.

En 2018, la Fed llevó a cabo cuatro subidas de los tipos de interés. De finalizar 2019 sin movimiento en el precio del dinero en EEUU, sería la primera vez desde 2014.

La comparecencia de Powell se produce después de que la Fed decidiese mantener sin cambios los tipos de interés en el rango actual de entre el 2,25% y el 2,5%.

El edificio de la Reserva Federal en la Constitution Avenue de Washington. REUTERS/Leah Millis

Asimismo, el banco central estadounidense rebajó las perspectivas económicas para este año hasta el 2,1%, dos décimas menos que en diciembre. El incremento del PIB en 2020 también ha sido rebajado una décima, hasta el 1,9%. El cálculo para 2021 se ha mantenido estable en el 1,8%.

Asimismo, el banco central ha revisado al alza su pronóstico para la evolución de la tasa de desempleo, hasta situarla en el 3,7% en 2019, dos décimas más que en diciembre. La previsión para 2020 se ha revisado otras dos décimas al alza, hasta el 3,8%, mientras que para 2021 la estimación se ha situado en el 3,9%, una décima más.

En este sentido, el organismo, en su comunicado alertó de que durante el cuarto trimestre de 2018, la actividad económica se ralentizó del "sólido ritmo" que había mostrado durante el resto del año. Aunque el banco central ha subrayado que el empleo se mantuvo "casi sin cambios" en febrero, en los últimos meses los incrementos han sido "sólidos" y el mercado de trabajo es "fuerte". Asimismo, ha señalado que la inflación ha caído, principalmente por el impacto de unos menores precios de la energía.

El presidente de la Reserva Federal de EEUU, Jerome Powell, durante la rueda de prensa posterior a la reunión de dos días del Comité de Mercado Abierto de la entidad, en Washington. REUTERS/Jonathan Ernst

Pese a esta ralentización en las proyecciones, el presidente de la Fed remarcó que la economía estadounidense sigue gozando de buena salud y que la tasa de expansión para este año es considerada "sólida".

Como causas del debilitamiento, Powell situó unos "datos mixtos" en EEUU, el frenazo en el crecimiento en Europa y China, así como las "dudas" que generan las guerras comerciales y la incertidumbre en torno al brexit.

Las peores previsiones económicas de la Fed contrastan con las del gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, que en su reciente propuesta presupuestaria situó la tasa de expansión del PIB por encima del 3% en 2019 y 2020.