Público
Público

Junta de accionistas Ferrovial espera cerrar la venta de su filial Servicios en verano, con lo que dejará de tener a Reino Unido como primer mercado

La constructora renueva como consejeros a los ex consejeros delegados Ayuso y Bergareche pese a la queja del hermano del presidente de la compañía.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rafael del Pino, presidente de Ferrovial (d.), e Íñigo Meirás, consejero delegado (i.) durante la junta general de accionistas de la constructora. E.P.

Ferrovial confía en cerrar la venta de la división de Servicios "este verano", según indicó el presidente de la compañía, Rafael del Pino, que destacó la operación como un "sustancial cambio de estrategia" para el grupo.

En su intervención ante la junta de accionistas, Del Pino atribuyó este giro estratégico a la decisión de la compañía de centrarse en el desarrollo y gestión de infraestructuras. "Se debe a la voluntad de concentrar los recursos en lo que sabemos hacer mejor, el desarrollo de infraestructuras", indicó el presidente, que también aseguró que es en este mercado "donde actualmente se encuentran las mayores oportunidades de inversión".

Ferrovial emprendió a finales del pasado año el proceso de venta de la rama de servicios, la que más exposición tiene en Reino Unido, primer mercado por ingresos de todo el grupo.

Ante esta desinversión, la compañía tuvo que realizar a comienzos de este año un ajuste de 774 millones para sanear Amey, su filial de servicios británica, para adecuarla a la situación que presenta el sector ese país por las incertidumbres del brexit, por el contencioso que mantiene con el Ayuntamiento de Birmingham, con el que tiene su mayor contrato en ese país, y por los recortes presupuestarios británicos.

Ferrovial Servicios facturó 6.785 millones de euros el pasado año, un 4% menos por la conclusión de contratos y la política de selectiva elección de contratos en Reino Unido. Al cierre del ejercicio contaba con una cartera de contratos por valor de 19.411 millones repartidos tanto en ese mercado como en España y Australia.

Empleados de Ferrovial Servicios para teleasistencia.

Una vez que venda su división de Servicios, Ferrovial dejará de tener a Reino Unido como primer mercado por ingresos del grupo, coincidiendo previsiblemente con su salida la UE. En concreto, una vez que se venda servicios, Reino Unido pasará a aportar el 6% de los ingresos totales de la constructora de la familia Del Pino, frente al 32% que supuso el pasado año.

Norteamérica (Estados Unidos y Canadá), donde la compañía está presente con sus negocios de autopistas y construcción, tomará el relevo como primer mercado, que le supondrá el 30% de los ingresos, en comparación con el 17% de 2018, según lo expuso el consejero delegado, Íñigo Meirás, durante la junta general de accionistas.

Reino Unido tendrá no obstante un mayor peso en determinados negocios, como el de aeropuertos, toda vez que cuenta con un 25% del londinense de Heathrow y un 50% de otros tres aeródromos regionales.

En cuanto a Heathrow, en su intervención ante la junta, Del Pino recordó que "a pesar de las incertidumbres del brexit, la ampliación de este aeropuerto tiene luz verde del Parlamento, si bien reconoció que "aún queda un largo camino que recorrer" para logra aprobación final a la construcción de la tercera pista, el que considera será "una de las mayores inversiones privadas en la UE".

Ayuso y Bergareche

Ferrovial ha logrado el respaldo de su junta general de accionistas a que sus exconsejeros delegados Joaquín Ayuso y Santiago Bergareche continúen en su consejo de administración a pesar de que Leopoldo del Pino, accionista con el 5% de su capital y hermano del presidente del grupo, había solicitado su salida.

La reelección de Ayuso y Bergareche para tres años más salió adelante al lograr mayoría de votos favorables en la asamblea de este viernes a los dos puntos del orden del día de la junta que constituían. Ferrovial sometió a votación de forma individual cada uno de ellas, al igual que la del resto de ocho miembros del consejo que tenían que renovar en su cargo, entre ellos el propio presidente, y el de los otros dos hermanos Del Pino Calvo-Sotelo, María y Joaquín.

Leopoldo del Pino es el único hermano que no está en el consejo de Ferrovial, después de que en enero de 2016 dejara su sillón en este órgano de gestión alegando motivos personales. No obstante, lo hizo días después de vender un 4,15% del capital social de Ferrovial, la mitad de la participación que entonces tenía en el grupo que fundó su padre.

El punto de las votaciones sobre la reelección de consejeros acaparó así toda la atención de la junta de Ferrovial después de que en las horas previas transcendiera el cruce de cartas entre el hermano del presidente y la empresa en relación a la conveniencia de la continuidad de los referidos dos consejeros.