Público
Público

Junta de accionistas Grifols prevé destinar 1.400 millones en inversiones productivas hasta 2022

Defiende el "potencial" de la expansión a China y celebra los resultados del ensayo contra el Alzheimer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Imagen de la junta de accionistas de Grifols. E.P.

La compañía de hemoderivados Grifols prevé destinar 1.400 millones de euros en inversiones productivas en el periodo 2018-2022, de los que 300 millones irán a instalaciones situadas en España, según ha anunciado este viernes durante la junta general de accionistas.

Esta inversión total se desglosa en un 60% que se dedicará a nuevas instalaciones y el 40% restante al mantenimiento de las actuales y, por áreas de negocio, el 66% irá a la división de Biociencia; el 10%, a Diagnóstico, y el 3%, a Hospital.

Durante la junta general, el co-consejero delegado de Grifols, Victor Grífols, ha remarcado que las nuevas inversiones les permitirán "reforzar" el crecimiento en los próximos años, y ha defendido la apuesta de la empresa por expandirse a China a través del acuerdo con Shanghai RAAS, para el cual aún no hay cifras previstas de inversión y que prevén cerrarlo en el cuarto trimestre de 2019.

La farmacéutica catalana obtuvo un beneficio neto de 596,6 millones de euros en 2018, un 1,5% más, y elevó sus ingresos hasta los 4.486,7 millones, un 9,2% más, con la división de Biociencia liderando el crecimiento con un aumento operativo del 8% y unos ingresos de 3.517 millones de euros.

Expansion a China

Víctor Grífols ha razonado que aportarán su conocimiento al país asiático, pese a que ha subrayado que éste tenga un modelo competitivo diferente, y ha sostenido que, aunque les puedan copiar la "receta" de su modelo de negocio, no podrán hacerlo con el resultado que obtienen al no contar con su experiencia.

También ha resaltado que China tiene "potencial" en el mercado de hemoderivados al contar con una población de unos 1.400 millones de habitantes y una capacidad para producir ocho millones de litros de plasma, de los cuales Shangai RAAS con la de dos millones, mientras que Estados Unidos, otro mercado en el que Grifols opera, cuenta con casi 400 millones de habitantes y entre 40 y 50 litros de plasma.

Víctor Grífols ha valorado que la expansión a China representa una "aventura", tal y como ha señalado que fue la que hizo la compañía en Estados Unidos, según ha manifestado en un encuentro con los medios posterior a la junta.

Por su parte, el co-consejero delegado de Grifols, Raimon Grífols, ha enfatizado en el encuentro que la llegada al nuevo mercado es una "carrera a largo plazo" y que hay que ir con precaución sobre cómo se va ir desarrollando la expansión.

Preguntados por la posible incidencia de la guerra comercial entre Estados Unidos y China en su negocio, Raimon Grífols ha recalcado que la compañía considera que no les va a afectar en nada "a día de hoy" porque su negocio es uno diferente al de ese enfrentamiento.

Durante la junta de accionistas, el presidente de Grifols, Víctor Grífols padre, ha expuesto en una respuesta a una accionista que están "prevenidos" sobre los riesgos de la expansión en China y ha señalado que se trata de un proceso largo y complicado, pero que consideran que lo tienen que hacer.

Ensayo contra el Alzheimer

La compañía también ha explicado durante la junta general los resultados de su ensayo clínico contra el Alzheimer AMBAR (por sus siglas en inglés, Gestión del Alzheimer con Reposición de Albúmina), que ha desarrollado durante los últimos 15 años y da buena respuesta en pacientes leves y moderados.

El ensayo se basa en reponer en pacientes con Alzheimer la proteína albúmina del plasma, después de observar que la mayor parte de amiloide-beta, sustancia que se acumula en el cerebro de los pacientes enfermos por Alzheimer, circula por el plasma unido a la albúmina.

Se realiza mediante el procedimiento de la plasmaféresis, que consiste en separar el plasma del resto de componentes sanguíneos, y se han hecho 4.709 procedimientos de este tipo y se ha aplicado en 496 pacientes de 41 centros de España y Estados Unidos.

El director del departamento Médico y Técnico de Grifols, Antonio Paez, ha remarcado que se trata de un tratamiento "prometedor" para ralentizar los efectos del Alzheimer, la enfermedad más frecuente de demencia entre la población adulta, y que tiene efectos en las diferentes fases que ésta presenta, pese a que no incide de la misma manera en los síntomas durante su desarrollo.

Durante el encuentro con los periodistas, Raimon Grífols ha expuesto que la empresa tiene en propiedad el protocolo de este tratamiento y que esperan en un futuro conseguir una indicación, en línea con lo que hacen con cualquier producto.