Público
Público

Junta de accionistas Indra defiende ante sus accionistas la compra del fabricante de motores ITP 

Abril-Martorell afirma que la adquisición de la filial de Roll-Royce sería "transformacional" para la compañía y mejoraría su 'mix' de negocio.

El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, durante la junta de accionistas de la empresa de tecnología de la información.

EUROPA PRESS

El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, ha afirmado que la posible compra de ITP, "uno de los líderes mundiales en el sector aeroespacial y de defensa", sería "transformacional" para Indra, a la que dotaría de mayor escala en el ámbito aeroespacial para competir mejor en los mercados internacionales, a la vez que mejoraría su mix de negocio.

Así lo ha señalado Abril-Martorell en el transcurso de su intervención ante la junta general de accionistas de Indra, donde ha recordado que la compañía confirmó los pasados 14 y 18 de junio a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que está manteniendo conversaciones avanzadas con Rolls-Royce para explorar la posible adquisición de una participación de control en ITP.

"Esta operación sería transformacional para Indra: nos daría mayor acceso, escala y capacidades tecnológicas en el ámbito aeroespacial y defensa para competir mejor en los mercados internacionales, ganar contratos de mayor entidad y acceso a clientes Tier 1, y también mejoraría nuestro mix de negocio al incrementar el peso del sector privado y la diversificación respecto al ciclo inversor de defensa", ha subrayado.

Además, ha resaltado que la adquisición proporcionaría "mayor visibilidad y estabilidad" a la generación de flujo de caja de Indra por el largo ciclo de vida de los programas de ITP, que pueden llegar a los 40 años.

Para Abril-Martorell, la compra de ITP es una "oportunidad" para adquirir un activo de alta calidad en un sector muy atractivo, ya que esta firma es uno de los escasos proveedores Tier 1 globales de la industria de los motores de aviación y presenta unas perspectivas "positivas" de negocio tras ganar acceso a un robusto conjunto de programas que generarán un sustancial flujo de caja en los próximos años.

"Desafortunadamente, los compromisos de confidencialidad con reguladores y competencia nos impiden explicar a los mercados los parámetros financieros concretos en los que estamos planteando la operación, lo que está generando incertidumbre y el consiguiente impacto en el precio de la acción, pero confiamos en que cuando podamos explicar con el debido detalle los términos de la posible adquisición se apreciarán los beneficios de la misma en toda su dimensión", ha añadido.

En cualquier caso, ha remarcado que, aun siendo atractiva la oportunidad de esta operación, las perspectivas de Indra son muy positivas independientemente de la culminación con éxito de la misma, y ha destacado los resultados obtenidos por la compañía en 2018, que ha calificado de "positivos", conseguidos en un contexto de gran presión competitiva.

Indra ha incorporado más de 7.000 jóvenes profesionales en España en los tres últimos años

Abril-Martorell ha destacado que Indra cerró el año 2018 con más de 43.000 empleados, cerca de un 9% más que en 2017. "Gracias a la evolución positiva del negocio creamos y mantenemos empleo de alto valor relacionado con la innovación y la tecnología. Quiero remarcar que el empleo que generamos no es empleo sin más, generamos empleo de alto valor añadido y oportunidades de desarrollo en España para los más preparados: más del 80% de nuestros profesionales son ingenieros, titulados o técnicos de alta cualificación", ha destacado Abril-Martorell.

Así, ha destacado que solo en Indra España, la plantilla ha aumentado en 4.457 personas desde el 1 de enero de 2017, que en 2018 más de 2.700 profesionales jóvenes en España (y más de 750 en Latinoamérica) han iniciado su carrera en la compañía y que más de 7.000 jóvenes profesionales han iniciado su carrera en Indra en los últimos tres años.

Indra ha invertido este año un 97% más, casi llegando a duplicar las cifras de 2017 fundamentalmente en I+D y en desarrollo de producto, pero también en dotarse de nuevos y mejores espacios de trabajo, en modernizar sus zonas comunes y en renovar sus herramientas y sistemas para ser más eficientes y facilitar la conciliación laboral y familiar, ha indicado.

En la misma línea, ha destacado que en Indra se presta la máxima atención a la diversidad y a la igualdad como una de las principales vías para reforzar nuestra nueva cultura. A tal fin, lanzó en 2018 un "ambicioso" programa de igualdad y diversidad de género orientado a ser una organización aún más inclusiva.

"Estamos trabajando en múltiples frentes para identificar las barreras que tienen las mujeres para desarrollar y progresar en las carreras tecnológicas, escuchar sus inquietudes, diagnosticar nuestra situación respecto a brecha salarial y diseñar acciones e iniciativas que vayan reduciendo y eliminando todo aquello que nos dificulte el progreso en el ámbito de la diversidad y de la igualdad entre géneros", ha manifestado.

Más noticias de Economía

el redactor recomienda...