Público
Público

Junta de accionistas Telefónica pide estabilidad institucional para que España aproveche la oportunidad de la digitalización

Álvarez-Pallete afirma que, tras las últimas elecciones, "España es un oasis de estabilidad política dentro de Europa"

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, durante la Junta de Accionistas de la operadora. EFE/Fernando Villar

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha incidido en la necesidad de que haya "estabilidad institucional y política" en España para que el país pueda aprovechar la "oportunidad histórica" que le ofrece la actual revolución digital. "Telefónica no es un sujeto político, pero es un sujeto económico tremendamente relevante. Por lo tanto, la estabilidad institucional es fundamental para nuestro proyecto. Si a España le va bien, a Telefónica le irá bien", ha remarcado Álvarez-Pallete en la junta general de accionistas 2019.

Sin embargo, el presidente ejecutivo de Telefónica también ha remarcado que en el reciente contexto electoral, cuando se comparan los resultados de las elecciones celebradas en España con las de otros países europeos, "España es un oasis de estabilidad dentro de Europa".

En este contexto, ha destacado que Telefónica está "profundamente comprometida" con el futuro del país y se ha mostrado convencido de que España afronta una "oportunidad increíble" en la actual revolución digital que lo está transformando todo.

Así, ha destacado la transformación llevada a cabo por España en los últimos 40 años, que ha mejorado "sustancialmente" el atractivo del país como foco de inversión. "España ha hecho sus deberes y está preparada para aprovechar esta enorme oportunidad que es la revolución digital", ha insistido.

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, durante la Junta de Accionistas de la operadora. E.P.

A este respecto, ha agregado que es la primera vez en la historia que a España una revolución le pilla "en una posición de liderazgo" gracias a la calidad y al alcance de sus infraestructuras, por lo que no puede permitir perder esta "oportunidad histórica".

En concreto, ha recordado que es el tercer país del mundo en despliegue de fibra, lo que ha afirmado que es como si en la revolución industrial España tuviera "el 80% del territorio cubierto por ferrocarriles y hubiera una máquina de vapor en cada empresa".

Cotización de Telefónica

Álvarez-Pallete ha destacado los avances de transformación realizada en el último año por la compañía en un entorno poco propicio, al mismo tiempo que cumplía sus objetivos y mantenía su tendencia de crecimiento, y se ha mostrado convencido de que la cotización de la acción reflejará "el auténtico valor" de la compañía.

El presidente ejecutivo de Telefónica ha calificado 2018 como un "año a la altura" de los 95 años de historia de la empresa, que es una de las diez primeras del mundo en su sector, y ha defendido que han cumplido con la promesa realizada en la junta del año pasado de lograr que la compañía crezca en ingresos, aumenten los márgenes e invierta para contar con las mejores plataformas.

El directivo ha señalado que el comportamiento de la acción de Telefónica en los mercados se ha visto penalizado por la desconfianza de los inversores en el sector de las telecomunicaciones, el comportamiento bajista del Ibex 35 y la presencia del grupo en mercados con situaciones de incertidumbre como Reino Unido o América Latina.

En su intervención en la junta general de accionistas, Álvarez-Pallete ha remarcado que en los últimos años se ha logrado imprimir mayor velocidad al crecimiento tanto en las principales partidas financieras como en el número de clientes, ya que ha sumado unos nueve millones de clientes en tres años, al mismo tiempo que ha mantenido un alto ritmo inversor (hasta 83.000 millones de euros desde 2012).

El presidente de la Fundación Bancaria La Caixa y consejero de Telefónica, Isidro Fainé, durante la Junta de Accionistas de la operadora. EFE/Fernando Villar

En esta línea, también ha destacado que se ha reducido la deuda en casi 14.000 millones de euros desde junio de 2016, un importe parecido al que hubiera obtenido con la venta de su filial en Reino Unido O2, bloqueada por los reguladores europeos. "Aún contamos con ella y además la hemos situado en niveles récord de ingresos", ha incidido.

Asimismo, Álvarez-Pallete ha destacado que en medio de este proceso de cambio, Telefónica también ha mantenido la remuneración al accionista, con un dividendo de 0,40 euros por título, que ha sido ampliamente cubierto tanto en términos de beneficio como de flujo de caja libre.

La compañía confirma que recurrirá la multa de tres millones de la CNMC por uso indebido de unas 100 centrales cabecera

Por otro lado, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, ha confirmado que Telefónica recurrirá ante la Audiencia Nacional la multa de tres millones de euros que le impuso la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por utilizar indebidamente, al menos desde 2012, algunas centrales que había declarado inviables para desplegar su nueva red de fibra óptica sin informar de ello a Competencia ni a los operadores alternativos.

Se trata de unas 100 centrales de cabecera en las que, en principio, no se podían efectuar nuevos despliegues por la falta de espacio. Sin embargo, la CNMC señala que Telefónica las empleó para desplegar su red de fibra sin compartir la información sobre disponibilidad de espacios con otros operadores.

Más noticias de Economía