Público
Público
Laboral

"Perderé más de 500 euros de un plumazo por la cancelación del Mobile World Congress"

La cancelación del Mobile World Congress dejará de generar más de 14.000 empleos temporales

Una empleada camina frente a un cartel que anuncia el Congreso Mobile de empresas de tecnología en Barcelona.
Una empleada camina frente a un cartel que anuncia el Congreso Mobile de empresas de tecnología en Barcelona.

La preocupación por el coronavirus hace imposible a GSMA celebrar el Mobile World Congress. Con la cancelación de este evento , anunciada ayer por la tarde, Barcelona pierde 492 millones de euros y dejará de crear 14.000 puestos de trabajo temporales.

El director del cluster de Meliá Hotels en Barcelona, Enrique Aranda, aseguró ayer en Hora 25 que la mayoría de los contratos previstos para la feria "se caerán".

Pablo iba a trabajar en el Mobile como promotor de Samsung, no era la primera vez que trabajaba en este evento y con la cancelación perderá unos 550 euros. "La verdad que yo veía bien que se retrasase a verano por lo que está ocurriendo con el coronavirus, pero la cancelación supone una pérdida de dinero importante", asegura.

"En mi empresa nos comentaron que teníamos que tomar precauciones como no dar la mano a los asistentes y asearnos de forma frecuente, pero no nos proporcionaron mascarillas ni nada por el estilo", explica.

Jaime también iba a trabajar en el evento en la rama de montaje y su cancelación le ha supuesto la pérdida de unos 450 euros por cinco días de trabajo.

"La verdad que yo no tenía miedo, pero ves las noticias y no puedes evitar pensar en la enfermedad. Cuando mis compañeros y yo nos enteramos de la cancelación hubo más rabia que alivio. La gente que trabaja en eventos necesita el dinero y perder más de 400 euros de un plumazo se nota mucho", comenta.

El sector del taxi también se verá afectado por la cancelación del Mobile World Congress; se estima que los taxistas verán reducidos sus ingresos entre un 20 y un 30%.

"Para que te hagas una idea, yo facturo, trabajando 12 horas un día normal de febrero, unos 170 euros cada jornada, pero cuando hay eventos importantes se pueden llegar a facturar unos 300 euros", explica Miguel, un conductor de taxi en Barcelona.

"No sólo hemos perdido los viajes del congreso en sí. Mucha de la gente que viene se dedica a hacer turismo y eso ahora desaparece", añade.

La hostelería y los comercios son dos sectores que también se verán muy afectados. Muchos restaurantes perderán los ingresos extraordinarios que les proporcionaba el Mobile World Congress en plena temporada baja, como es el mes de febrero.