Público
Público

Lagarde urge a distribuir el fondo de recuperación ya a principios de 2021

La presidenta del BCE defiende que el plan anticrisis de compra de deuda ha "salvado" un millón de empleos en la Eurozona

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, en una rueda de prensa en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski
La presidenta del BCE, Christine Lagarde, en una rueda de prensa en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski

AGENCIAS

Europa debe distribuir rápidamente su fondo de recuperación de 750.000 millones de euros para amortiguar el impacto de la pandemia en la economía y debatir la creación de una herramienta fiscal permanente para el bloque, dijo la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, al periódico francés Le Monde.

Los líderes europeos han estado en desacuerdo sobre los detalles de un plan de subvenciones y préstamos plurianuales llamado Next Generation EU, lo que aumenta el riesgo de que el dinero no empiece a llegar a tiempo a las naciones más afectadas.

"El objetivo de la Comisión es poder distribuir estos fondos a principios de 2021, y este plazo debe mantenerse", dijo Lagarde en Le Monde. "También necesitamos un rápido progreso en el ámbito político, en particular la adopción de las medidas por parte de los parlamentos nacionales".

Lagarde añadió que los fondos deben ser dirigidos, de lo contrario se pierden en el "laberinto administrativo", no apoyando la transformación de la economía real en el mundo post-pandémico.

La presidenta del BCE teme que la ayuda europea anticrisis se pierda en el "laberinto administrativo"

También dijo que los líderes europeos deberían considerar la posibilidad de hacer permanente el fondo de recuperación, un tabú en algunos países más conservadores, y también deberían discutir la creación de un presupuesto permanente para la zona euro. "Creemos que es esencial que las redes de seguridad fiscal que los gobiernos han puesto en marcha durante esta crisis no se retiren demasiado pronto", dijo Lagarde.

En la entrevista en Le Monde, Lagarde defendió además las compras de activos que ha realizado el BCE este año como respuesta a la pandemia elevarán el producto interior bruto (PIB) del conjunto de la eurozona en 1,3 puntos, además de haber "salvado" un millón de empleos: "Estimamos que el crecimiento será 1,3 puntos superior en general, y que la inflación será 0,8 puntos más elevada. De acuerdo con la valoración del BCE, hemos salvado un millón de empleos en la zona euro. Hemos actuado y nuestras acciones han sido efectivas", subrayó.

Lagarde insistió en que el BCE no se ha quedado sin munición. "Si hay que hacer más, haremos más", agregó.

Con respecto a la segunda ola de la pandemia, la presidenta del BCE señaló que está afectando a la recuperación. "Desde el repunte que vimos en verano, la recuperación ha sido desigual, incierta e incompleta, y ahora corre el riesgo de perder impulso", explicó. Si la situación se sigue deteriorando, Lagarde indicó que el BCE revisará a la baja sus perspectivas macroeconómicas de diciembre.

Más noticias de Economía