Público
Público

LaLiga La deuda de los clubes de fútbol con Hacienda cae un 66% en ocho años

Aunque el fútbol modesto continúa en cifras parecidas, los equipos de Primera y Segunda División ha rebajado significativamente sus compromisos con el fisco, pasando de 634,7 millones en 2010 a casi 218 millones en 2017. La aportación de los clubes a las arcas del Estado ascendió de 306,3 millones hasta los 1.084 millones en esos ocho años.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Imagen de un partido de LaLiga Santander entre Barcelona y Betis.- REUTERS

La deuda de los clubes de fútbol profesionales, los de LaLiga Santander y LaLiga 1/2/3, y aficionados descendió desde los 634,7 millones en 2010 a casi 218 millones (217,7) en 2017, lo que supone un descenso del 66% en este periodo, según un informe del Tribunal de Cuentas.

Por su parte, la deuda de los clubes con la Seguridad Social se mantuvo prácticamente estable en el mismo periodo, al pasar de los 30,4 millones en 2010 a 31 millones en 2017, debido fundamentalmente a los equipos de Segunda División B.

Así se refleja en el Informe de fiscalización sobre el cumplimiento de la legalidad en las actuaciones realizadas por la Agencia Tributaria (AEAT) y la Seguridad Social del Tribunal de Cuentas, publicado con fecha de 12 de noviembre y aprobado el pasado 25 de octubre. Indica que la aportación de los clubes de fútbol a las arcas del Estado ascendió de 306,3 millones hasta los 1.084 millones en esos ocho años.

Aumenta la deuda del fútbol modesto

En este período, la deuda de los clubes de Primera División con Hacienda disminuyó de 417,4 millones a 55,3 millones, y lo mismo ocurrió con los de Segunda, cuya deuda se vio rebajada desde los 163,8 millones hasta los 73,8 millones. En el fútbol modesto, en cambio, se experimentó una subida desde los 50,8 millones de Segunda B y los 2,6 millones del resto de categorías a los 64,1 millones y 24,3 millones, respectivamente.

Esta reducción de la deuda de los clubes de fútbol se debe, en gran parte, al protocolo de medidas de control económico, similares al fair play financiero de la UEFA, que firmaron el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el Consejo Superior de Deportes (CSD) y LaLiga a finales de abril de 2012.

A finales de 2010, once clubes de LaLiga Santander concentraban el 95% de la deuda en la máxima categoría del fútbol nacional, y el 62% del total de la misma; y a finales de 2017, dos clubes de Primera acumulaban el 74% de Primera y casi una quinta parte del global del dinero que debían al fisco.

Según dicho informe, la mayor parte de esta deuda se ha derivado del pago de las retribuciones de los jugadores y algunos de ellos dejaron de ingresar el IVA correspondiente por la realización de actividades comerciales. Además, en esos ocho años objeto del informe se abrieron 51 expedientes, se levantaron 198 actas y la Agencia Tributaria emitió más de 3.000 diligencias de embargo.

En cambio, el endeudamiento de los clubes de Primera con la Seguridad Social era casi cero a finales de la temporada 2017-18, sólo 1,4 millones del total de 31 millones que el fútbol profesional y aficionado debe aportar aún a la caja del Estado.

El resto del déficit con la Seguridad Social se reparte de la siguiente forma: 7,9 millones, Segunda División; 10,3 millones, Segunda B; y 11,2 millones, el resto de categorías no profesionales, lastradas por su menor capacidad de generar ingresos, tal y como recoge el informe del Tribunal de Cuentas que recoge Europa Press.

El descenso es notorio desde el curso 2010-11, con una deuda de 30,4 millones que acumulaban en Primera División (5 millones); Segunda (8,7 millones); Segunda B (11,5 millones); y el resto (5 millones).