Público
Público

Resultados Liberbank redujo un 63,1% su beneficio en 2020 tras destinar 241 millones a saneamientos

El banco, en proceso de fusión con Unicaja, confía en poder repartir un dividendo de 8 millones entre sus accionistas  teniendo en cuenta las recomendaciones del BCE.

Entrada a la sede central de Liberbank, en Madrid. E.P./Eduardo Parra
Entrada a la sede central de Liberbank, en Madrid. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

Liberbank obtuvo un beneficio neto atribuido de 41 millones de euros el pasado año, lo que supone un descenso interanual del 63,1% frente a los 111 millones que había logrado el año anterior y que se explica íntegramente en una dotación de 241 millones de euros a saneamientos.

De esa cuantía, 121 millones son "para anticipar el impacto por el deterioro del escenario macroeconómico durante los próximos ejercicios y cubrir el incremento del riesgo de clientes sin impagos", según explicó el banco, subrayando que todos sus márgenes crecieron pese al impacto de provisiones.

El impulso comercial, unido a la evolución de los canales digitales y remotos, se tradujo en aumentos de casi dos dígitos en todos los márgenes de la cuenta: el margen de intereses creció un 9,6%, el margen bruto un 10% y el de explotación aumentó un 27,7%.

Dicha expansión tiene lugar gracias al empuje comercial logrado por Liberbank, actualmente en proceso de fusión con Unicaja, y que permitió que su balance aumentase un 13,3%, con expansiones del 8,9% en los recursos de clientes minoristas gestionados y del 9,7% en la inversión crediticia productiva.

Por productos o líneas de negocio indicó que los recursos con clientes en balance crecieron un 8,6% y el 10,2% fuera de balance; con expansiones del 15,4% en los depósitos a la vista y del 18,7% en el patrimonio gestionado de fondos de inversión.

En la parte del crédito, el saldo vivo aumentó un 9,7%, impulsado por la financiación hipotecaria, donde alcanzó una cuota de mercado del 6,8% en las nuevas formalizaciones que triplica la cuota natural de Liberbank y le permitió aumentar su saldo vivo hipotecario en cartera un 7,5%.

Del conjunto de su cartera crediticia un 57% es financiación hipotecaria, el 24% financiación con empresa, el 14% con administraciones públicas y el 3% crédito al consumo. En concreto, la financiación a empresas o actividades productivas aumentó un 13,4% en el año, impulsado por los avales del ICO a empresas, pymes y autónomos, con los que realizó operaciones por valor de 2.136 millones de euros.

El banco compatibilizó el aumento de la cartera crediticia con una mejora en su calidad. Así, redujo su tasa de morosidad al 2,94% o en 0,3 puntos en el año, y minoró en un 14% el volumen de adjudicados con ventas de activos. Así, el conjunto de la cartera de activos improductivos (dudosos y adjudicados) se redujo en 213 millones en el año o en un 9%, hasta bajar la tasa de activos improductivos al 7,2% frente al 9,6 de un año antes.

En cuanto a la solvencia, su ratio de máxima calidad o más exigente CET 1 fully loaded acabó el año en el 14,4%, 1,4 puntos por encima del ejercicio previo. Su ratio de capital total ascendió a su vez al 16,2% y en liquidez, los depósitos de clientes cubren al 100,8% la financiación del crédito.

Vuelta al dividendo

Liberbank confía en poder remunerar a sus accionistas con unos 8 millones de euros teniendo en cuenta las recomendaciones del Banco Central Europeo (BCE), si bien aún deberá determinar el formato y la fecha de distribución. Así lo han confirmado el director general corporativo y de finanzas de la entidad, Jesús Ruano, y su consejero delegado, Manuel Menéndez, durante la presentación de las cuentas del año 2020 a analistas.

La entidad anunció un programa de recompra de acciones en diciembre de 2019 que finalizó el 30 de junio de 2020 con operaciones por un importe total de aproximadamente 16,2 millones de euros. Este programa no llegó a completarse con motivo de la recomendación del organismo presidido por Christine Lagarde de no repartir dividendos o recomprar acciones hasta el 1 de enero de 2021 por la crisis del coronavirus.

Sin embargo, el BCE levantó recientemente la prohibición al reparto de dividendo de los bancos que estableció a raíz de la pandemia, pero los limita al 15% del beneficio acumulado en 2019 y 2020, al menos hasta el mes de septiembre de 2021. Así, para el cálculo del 15% de ganancias acumuladas que Liberbank podría repartir se han de incluir los 16,2 millones de euros ya distribuidos.

Si consigue el visto bueno para repartir los 8 millones de euros restantes que completan el porcentaje permitido, la entidad de origen asturiano habrá remunerado a sus accionistas con unos 24 millones de euros.

Más noticias de Economía