Público
Público

Liberbank vende su filial inmobiliaria a una empresa del fondo Cerberus por 85 millones

Con esta estrategia de reducción de activos improductivos, el banco busca reducir su morosidad por debajo del 9% en 2017, frente al 16,2% del año pasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer pasa frente a la sede de Liberbank en Oviedo. REUTERS

Liberbank comunicó finalmente el martes la venta de su filial inmobiliaria Mihabitans a una compañía del fondo de inversión Cerberus por un importe de 85 millones de euros.

En un comunicado al supervisor bursátil, el banco dijo que el acuerdo fue suscrito con Promontoria, una filial de Cerberus propietaria de la empresa de gestión inmobiliaria Haya Real Estate. La operación contempla que el comprador asumirá también la gestión en exclusiva durante un periodo de 7 años de los inmuebles adjudicados a Liberbank.

"El acuerdo pretende potenciar y acelerar la ejecución de la estrategia de reducción de activos inmobiliarios de Liberbank con el apoyo de uno de los principales expertos y más activos operadores en el mercado nacional en el ámbito de la gestión de activos inmobiliarios", dijo la entidad.

Como el resto de bancos españoles, el grupo formado a partir de varias cajas de ahorros, entre las que destacaba Cajastur y Caja Castilla-La Mancha, ha sufrido en sus cuentas la morosidad de los activos inmobiliarios derivada del estallido de la burbuja inmobiliaria hace una década.

Con esta estrategia de reducción de activos improductivos, Liberbank busca reducir su morosidad por debajo del 9% en 2017, frente al 16,2% del año pasado, y alcanzar el 5% en 2018 y el 3,5% en 2019.

Además, la entidad ha establecido como objetivo unas salidas de deuda bruta de adjudicados por alquileres y ventas de unos 410 millones de euros este año, 625 millones de euros en 2018 y 850 millones de euros en 2019.

El banco vendió durante el ejercicio 2016 activos adjudicados por 185 millones de euros (+262% respecto a 2015) y en el primer trimestre de este año la cifra se sitúa en 132 millones de euros, lo que implica un crecimiento interanual del 50%.

El volumen de la cartera de activos dudosos de la entidad cayó en 649 millones de euros en el primer semestre del año (-20,2%) y en 1.613 millones de euros en comparación con junio de 2016 (-38,7%). Además, el banco ha llevado a cabo recientemente la desinversión de una cartera de préstamos fallidos de 169 millones de euros.

Más noticias de Economía