Público
Público

Los líderes de la UE intentarán lograr un acuerdo sobre el plan anticrisis el 17 y 18 de julio

Los socios europeos necesitan llegar un consenso antes del parón veraniego, para que pueda recibir el imprescindible visto bueno de la Eurocámara y sea ratificado en algunos parlamentos nacionales, de modo que las ayudas estén disponibles a principios de 2021.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión por videoconferencia del Consejo Europeo. PRESIDENCIA DEL GOBIERNO/J. M. Cuadrado
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión por videoconferencia del Consejo Europeo. PRESIDENCIA DEL GOBIERNO/J. M. Cuadrado

agencias

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reunirán de manera presencial en Bruselas los días 17 y 18 de julio con el objetivo de alcanzar un acuerdo sobre el plan de recuperación económica tras la pandemia y el presupuesto del bloque para los próximos siete años.

El presidente del Consejo europeo, Charles Michel, ha convocado a los líderes europeos a una cumbre que comenzará el viernes 17 a las 10.00 horas y que, por primera vez desde el comienzo de la pandemia, tendrá lugar de forma presencial, según ha informado un portavoz del exprimer ministro belga.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, había adelantado la fecha durante una reunión con los presidentes de los grupos políticos en la Eurocámara, dode ha advertido de que, en función de cómo se desarrolle el encuentro, podría ser necesaria una cumbre adicional en julio, según indicaron fuentes parlamentarias.

El único punto en la agenda del encuentro será intentar un acuerdo sobre el fondo de reconstrucción económica que relance la economía tras la crisis provocada por las medidas de confinamiento adoptadas para detener su propagación y sobre el Marco Financiero Plurianual (MFF) para el periodo 2021-2027.

Los jefes de Estado y de Gobierno mantuvieron el pasado viernes un primer intercambio sobre la propuesta de la Comisión Europea para crear un fondo de recuperación de 750.000 millones de euros en ayudas financiado con deuda común y un presupuesto plurianual dotado con 1,1 billones de euros para relanzar la economía europea, que se encontró con la oposición de países del norte como Países Bajos, Austria, Dinamarca o Suecia.

Este grupo pide una cifra total menor, aumentar el peso de los préstamos frente a las transferencias directas, revisar la clave de reparto y mantener las reducciones de su aportación nacional al presupuesto de la UE, que Bruselas quería eliminar progresivamente aprovechando el Brexit.

Tras esa reunión, los líderes europeos encargaron a Michel que diseñara una nueva propuesta tanto para el fondo de recuperación como para el presupuesto de la UE que sirviera como base de negociación en una nueva cumbre.

El objetivo compartido por la mayoría de Estados miembros es lograr un acuerdo político antes del parón veraniego, de modo que después pueda recibir el imprescindible visto bueno de la Eurocámara y ser ratificado en algunos parlamentos nacionales, y los fondos empiecen a llegar a los Estados a principios de 2021.

Es la primera reunión física entre líderes desde febrero debido a las medidas de confinamiento por el coronavirus y se desconoce, por el momento, los detalles logísticos y si será posible la presencia física de medios de comunicación. 

Más noticias de Economía