Público
Público

La lira turca vuelve a caer por el pulso de EEUU y Turquía por el pastor protestante

El Ibex 35 encadena su tercera semana de pérdidas, arrastrada por el sector bancario, con el BBVA como la entidad más castigada 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varias personas en una oficina de cambio de moneda en Estambul. REUTERS/Murad Sezer

La tensión diplomática entre EEUU y Turquía por el pastor protestante estadounidense Andrew Brunson, en prisión preventiva desde hace dos años acusado por Ankara de terrorismo, ha vuelto a golpear a la lira turca y ha mantenido el nerviosismo de los mercados.

Este viernes, un tribunal turco ha rechazado por tercera vez la puesta en libertad del pastor evangélico estadounidense detenido, un día después de que Washington advirtiera de nuevas sanciones económicas si el régimen de Recep Tayip Erdogan no lo libera. La negativa de liberar a Brunson (residente en Turquía desde hace veinte años y que está acusado de vínculos terroristas que sus defensores consideran fabricados) ha provocado una escalada de las tensiones entre ambos países, con la mutua imposición de aranceles, y ha acentuado la crisis de la moneda turca.

Tras el fallo judicial, la lira turca ha vuelto a la senda bajista y se ha depreciado más de un cinco por ciento respecto al dólar y al euro, con lo que revierte la tendencia de los últimos tres días, en los que había recuperado parte del terreno perdido el viernes y el lunes pasados (cuando se desplomó hasta sus mínimos históricos de 7,2 liras por dólar y 8 por euro).

Aunque lleva años con tendencia bajista, el descenso de la lira se aceleró en los últimos tres meses y se convirtió en caída libre en agosto. La crisis cambiaria ha profundizado las preocupaciones sobre la debilidad de la economía en general, particularmente la dependencia de Turquía de las importaciones de energía y si los niveles de deuda en divisas extranjeras presentan un riesgo para el sector bancario.

Vista general de la Bolsa de Madrid. EFE/Fernando Alvarado

La crisis de la lira está golpeando en las bolsas europeas, arrastradas por las preocupaciones de los inversores sobre el sector bancario. El Ibex 35 ha cerrado este viernes con una ligera caída del 0,11% (hasta los 9.417,3 puntos), cerrando la semana con una caída del 1,92%, la tercera semana consecutiva en rojo.

Los grandes bancos Santander y BBVA (el banco español más expuesto a Turquía) fueron los principales lastres, con caídas del 0,68% y el 0,85%, respectivamente.

En el resto de plazas europeas, Londres ha cerrado prácticamente en tablas (+0,08%), Fráncfort ha retrocedido un 0,19%, París se ha dejado un ligero 0,08% y Milán ha caído un 0,51%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo española se ha situado en 114 puntos básicos, con el interés en el 1,39%, mientras que en el mercado de divisas el euro se intercambiaba a 1,1413 dólares. En el mercado de las materias primas, el precio del crudo Brent, referencia en Europa, se ha revalorizado hasta 71,79 dólares.