Público
Público

Resultados Mercadona gana un 17% más y eleva sus ventas un 5,5% en un  2020 "atípico" marcado por la pandemia

El grupo de supermercados invierte 1.500 millones durante el ejercicio, en el que ha acabado con 1.641 tiendas, una veintena de ellas en Portugal.

El presidente de Mercadona, Juan Roig,  posa en la presentación de los resultados de la cadena de supermercado en 2020. EFE/Ana Escobar
El presidente de Mercadona, Juan Roig, posa en la presentación de los resultados de la cadena de supermercado en 2020. Ana Escobar / EFE

Mercadona cerró el ejercicio 2020 con una subida de sus ventas brutas del 5,5%, hasta los 26.932 millones de euros, y su beneficio neto aumentó un 17%, hasta los 727 millones,  a pesar del "año atípico" que se ha vivido como consecuencia de la pandemia, y que ha obligado a la cadena a invertir 200 millones de euros en medidas dirigidas principalmente a la protección de empleados y clientes frente a la covid-19.

Así lo ha anunciado este martes durante la presentación de los resultados anuales de la compañía su presidente, Juan Roig, quien ha asegurado que está "muy satisfecho" de las cifras obtenidas en un año especialmente complejo debido a la pandemia.

En total, el grupo de supermercados invirtió 1.500 millones de euros (frente a los 2.200 millones de 2019) y acabó el ejercicio con 1.641 tiendas (20 en Portugal y el resto en España), cinco establecimientos más que el año anterior.

Para este ejercicio, la cadena planea una inversión similar paraa  continuar con la "brutal transformación" que ya emprendió hace unos años. Así, invertirá 1.130 millones en nuevas aperturas, reformas, Frescos Global y Listos para Comer; 225 en bloques logísticos y 145 en la transformación digital.

De cara a este 2021, las previsiones de la empresa apuntan a mantener su beneficio neto en el entorno de los 700 millones de euros y crecer en facturación en torno a un 3,7%, hasta rondar los 27.850 millones.

Además, la cadena de supermercados incorporó 5.000 empleados y cuenta ya con 95.000 trabajadores en total, y para el próximo ejercicio espera sumar otras 1.600 personas.

La cadena creó 5.000 nuevo empleos en 2020 y cuenta ya con una plantilla de 95.000 trabajadores

El negocio en internet de Mercadona prácticamente se cuadruplicó, hasta los 176 millones de euros, una línea de negocio que todavía apenas representa un 1% de todos sus ingresos pese a que crece con fuerza, especialmente en Madrid, Barcelona y Valencia, donde el modelo se basa en el uso de colmenas (centros logísticos donde se preparan los pedidos en vez de hacerlo en tienda).

La primera aventura internacional de la compañía discurre en Portugal, donde la facturación se ha multiplicado casi por seis, hasta ascender a 186 millones de euros, tras haber duplicado su red de establecimientos en el país (de diez a veinte).

El acto de presentación de resultados se ha retrasado un mes de sus fechas habituales por cambios en el sistema informático de la cadena y se ha celebrado por primera vez de forma mixta (presencial y telemática), precisamente por la situación sanitaria, un escenario en el que Roig ha defendido que Mercadona ha tomado "decisiones valientes" pese al "miedo" y la incertidumbre que imperaba en los primeros días, en los que no se sabía muy bien que había que hacer.

Medidas frente a la pandemia

En el acto,  Roig ha declarado que "la salud y la economía son como respirar y comer, la salud es importante pero la economía también", por lo que ante la crisis sanitaria Mercadona ha emprendido más de 100 medidas extra, empezando por la compra de mascarillas para trabajadores, mamparas, gel, señalización, aparca carros, seguridad, control de aforo, un Call Center con 60 médicos para los trabajadores y una prima a los empleados por su "compromiso" con la cadena.

En este sentido, ha citado como ejemplo la compra de mascarillas justo cuando se declaró el estado de alarma en España (el fin de semana del 13 de marzo), y ha recordado que pagaron entonces por unidad 1,57 euros, muy por encima de los 8 céntimos de coste que abonan hoy por el mismo producto.

El presidente de Mercadona, Juan Roig, en el centro de la imagen rodeado por su equipo directivo, en la presentación de los resultados del grupo de supermercados en 2020. Ana Escobar / EFE

El presidente de Mercadona ha avanzado que la compañía no pretende reclamar ayudas públicas, aunque sí ha incidido en que "muchas empresas y sectores" necesitan apoyo para superar la crisis.

"Vamos a seguir haciendo inversiones y tiraremos para adelante pero con nuestros propios medios", ha defendido.

Roig también ha subrayado que no entrarán en la incipiente "guerra de precios" que se detecta en el sector de los supermercados y se marca como objetivo principal conseguir más calidad. De hecho, ha admitido que a algunos productos de su marca Hacendado les "falta calidad", por lo que van a incidir en este ámbito.

Más noticias de Economía