Público
Público

Los mercados no dan ni un día de tregua al nuevo Gobierno griego

La Bolsa de Atenas se desploma y la prima de riesgo se dispara ante la paralización de la privatización de eléctricas, puertos y aeropuertos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
 

El nuevo Gobierno de Grecia apenas ha comenzado a trabajar, pero los llamados mercados no le dan ni un segundo de tregua: en el primer día de Tsipras al frente del Ejecutivo, la Bolsa de Atenas cae cerca del 8% mientras que la prima de riesgo de Grecia, que en los últimos días se mantenía estable en torno a 900 puntos, se ha disparado por encima de los 1.000 puntos.

"Los analistas financieros explican que a los inversores se les han atragantado las primeras medidas anunciadas por el Gobierno de Syriza"

La Bolsa de Atenas empezó el día con un desplome y desde entonces no ha levantado cabeza. Si en la apertura, el índice griego cedía un 5,65%, a mediodía se acercaba la caída se aproximaba al 8%. Al mismo tiempo, la prima llegaba a los 1.042 puntos básicos.

Los analistas financieros explican que a los inversores se les han atragantado las primeras medidas anunciadas por el Gobierno de Syriza: no ceder en su intento de renegociar la deuda, la paralización varias privatizaciones que el anterior Ejecutivo, el del conservador Samaras, había puesto en marcha —entre ellas la del 30% de la Corporación Energética Pública de Grecia (PPC), la principal eléctrica del país—.

De hecho, el viceministro de Economía e Infraestructuras, Jrístis Spirtzis, señaló en una declaración a los medios que uno de los objetivos centrales del Gobierno es detener las privatizaciones que vayan en contra de objetivos sociales.Con ello aludió a las privatizaciones de puertos y aeropuertos.

Ante este escenario, los mercados financieros han reaccionado con nerviosismo: el rendimiento del bono griego a diez años ha subido en 50 puntos, hasta el 10,3%; la Bolsa ha caído y a la cabeza de las pérdidas se han colocado los valores de los bancos que registran un descenso del 14%,  extendiendo las pérdidas por tercer día consecutivo.

Fuertes han sido también las pérdidas en las empresas cuya privatización va a ser detenida, según anunció este miércoles el ministro de Reconstrucción Productiva, Medio Ambiente y Energía, Panayiotis Lafazanis. Así, la empresa eléctrica DEI perdía un 14,51%, mientras que el puerto de El Pireo, cuya venta también se ha paraliazdo, retrocedía un 9,73%.

Los que más pierden son los bancos y las empresas cuya paralización ha sido suspendida

Los inversores huyen de Grecia porque ven que el nuevo Gobierno no tiene intención de retractarse de sus promesas antiausteridad, lo que, en su opinión sitúa al país en la senda de un enfrentamiento con sus socios europeos, encabezados por Alemania, que ya ha dicho que no renegociaría el paquete de ayuda necesario para ayudar a Grecia a pagar sus deudas.

Pero Tsipras, elegido por los ciudadanos, tiene intención de cumplir sus promesas y en esa dirección van sus primeros anuncios: en cumplir la voluntad popular.  Antes de empezar el Consejo de ministros varios ministros aseguraron a los votantes que cumplirían sus promesas de campaña y darían marcha atrás a las estrictas políticas económicas impuestas bajo el programa de rescate de 240.000 millones de euros.

"Estamos empezando a cambiar radicalmente la forma en que se gestionan las políticas y la administración en este país", dijo Tsipras a los ministros en su primera reunión de gabinete. Y los mercados tiemblan.