Público
Público

Agricultura La Policía carga en la protesta de los agricultores en Don Benito para pedir precios justos en el campo

Las organizaciones  agrarias UPA-UCE, Asaja y COAG convocan una manifestación aprovechando la visita del ministro de Agricultura a la feria Agroexpo, a cuya entrada se vivieron momentos de tensión entre policía y manifestantes que terminaron con varios heridos.

Agricultores protesta Don Benito
Centenares de agricultores se enefrentan con miembros de la Policía Nacional durante una protesta convocada en la feria Agroexpo en Don Benito. (JERO MORALES | EFE)

Público | agencias

El campo español está en pie de guerra por los bajos precios en origen y varios miles de agricultores –10.000 según los convocantes; 3.000 según la Delegación del Gobierno– se manifestaron este miércoles en la localidad pacense de Don Benito, convocados por las organizaciones agrarias para reclamar precios justos. La protesta tuvo lugar delante de la sede de la feria Agroexpo, la mayor feria agrícola de Extremadura. La manifestación finalizó con incidentes y heridos: a la entrada de la feria agrícola se vivieron momentos de tensión entre Policía y manifestantes que terminaron en fuertes cargas por parte de los agentes. Según TVE, hay al menos un detenido.

Las organizaciones UPA-UCE, Asaja y COAG habían convocado esta manifestación para reclamar precios justos en el campo extremeño. Contaba con el apoyo de partidos políticos como el PP, Ciudadanos o Unidas por Extremadura, cuyos representantes también parr en esta protesta. En la pancarta de cabecera de la concentración se podía leer: "Por un campo con futuro. Defendemos lo nuestro".

La manifestación llegó a las puertas de la Institución Ferial de Extremadura (Feval) donde estaba prevista la visita a la feria Agroexpo por parte del ministro de Agricultura, Luis Planas, y del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Ha sido a las puertas de Feval donde se han producido momentos de tensión, cuando algunos manifestantes han intentado saltar el cordón de seguridad establecido por la policía, lo que ha provocado algunas cargas policiales y forcejeos, así como lanzamientos de objetos o huevos.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, y el jefe del Ejecutivo autonómico, Guillermo Fernández Vara, además de visitar la feria, tenían previsto reunirse con representantes de las organizaciones agrarias convocantes, pero el final de la manifestación tuvo una versión muy diferente, pues varios manifestantes rompieron el cordón de seguridad establecido por la Policía Nacional con el fin de acceder al interior del recinto ferial.

Esta actitud, que estuvo acompañada por el lanzamiento de botellas de aceite, ha precisado la intervención de la Policía Nacional con el fin de evitar que dichos incidentes se trasladaran al interior.

Como consecuencia de ello, un total de 12 agentes policiales y tres manifestantes han resultado heridos de carácter leve, según fuentes de la Delegación del Gobierno. Finalmente, y según fuentes del gobierno regional, las entidades profesionales convocadas a la reunión declinaron asistir a la reunión.

"Nos hubiera gustado el diálogo ofrecido, pero no ha sido posible", dijo Fernández Vara, quien coincidió con el ministro Planas en remarcar la importancia de trabajar todos juntos "a través del diálogo".

En este sentido, el ministro abogó por acometer medidas que reduzcan dicha volatilidad, como el almacenaje privado y la incorporación de la directiva europea frente a prácticas desleales comerciales.

Desde otro prisma bien distinto lo ven las entidades convocantes de la protesta, que han expresado el malestar de la agricultura debido "al abandono de las instituciones comunitarias y de las administraciones española y extremeña".

Para muchas de ellos, la situación que vive el campo es "un problema de Estado", pues la pervivencia de la agricultura "está en riesgo" debido a los precios "de ruina" y a todas las incertidumbres en relación a la nueva PAC.

Más noticias de Economía