Público
Público

Minsait dota a los puertos de tecnología avanzada para reducir el impacto de las fugas

La consultora filial de Indra incorpora por primera vez la función de vigilancia ambiental a los sistemas de tráfico marítimo.

Sala de control portuario con tecnología de Minsait. E.P.
Sala de control portuario con tecnología de Minsait. E.P.

Servimedia

Minsait, consultora de transformación digital de Indra, hará posible la detección automática e inmediata de fugas de hidrocarburos desde los centros de control portuarios.

La compañía ha integrado las capacidades de Onesait Oil&Gas Environment (antes HEADS), la tecnología desarrollada conjuntamente con Repsol Technology Lab para la detección temprana de fugas de crudo en la superficie marina (Heads), con iMARE, el sistema de gestión de tráfico de embarcaciones (VTMS) de Indra.

iMARE recoge la información de radares, cámaras, AIS y otros sensores para crear una imagen marítima que identifica cada embarcación, proporcionando información unificada sobre su posición, carga y ruta para que los operadores puedan tomar rápidamente decisiones que garanticen la seguridad de la navegación.

Minsait incorpora así, por primera vez, la función de vigilancia ambiental a los sistemas de tráfico marítimo, al tiempo que aumenta las capacidades de Onesait Oil&Gas Environment, que ya opera en diversas instalaciones de Repsol.

Onesait Oil&Gas Environment es el único sistema del mercado que integra diferentes sensores (cámara infrarroja y radares) de forma 100% automática. Gracias al uso de algoritmos de inteligencia artificial, es capaz de detectar en escasísimos minutos volúmenes que oscilan entre 10 y 20 litros, facilitando información detallada y en tiempo real para agilizar la gestión de los recursos, así como las labores de seguimiento y contención del vertido.

Por su parte, el sistema iMARE, que ha sido implantado en más de 70 puertos de todo el mundo, fusiona toda la información que facilitan los equipos de posicionamiento automático (AIS) que portan todos los barcos de cierto tonelaje con la proporcionada por el radar, el sistema digital de llamadas de socorro (sistema DSC) y las estaciones meteorológicas y de mareas. Facilita importantes ahorros de costes, garantiza la seguridad en las maniobras y permite la automatización de tareas repetitivas como son la asignación automática de alarmas o la creación de rutas.

La integración de iMARE y de Onesait Oil&Gas Environment constituye, además, un ejemplo ilustrativo de transferencia de tecnología de referencia en el ámbito de la seguridad y la defensa para mejorar la sostenibilidad del medio ambiente en el ámbito civil.

Por otro lado, la filial de Indra extenderá Onesait Oil&Gas Environment al mercado de aguas profundas gracias al proyecto que está desarrollando con Repsol Sinopec Brasil y la Universidad de Río de Janeiro para adaptar esta tecnología a las necesidades de las plataformas petrolíferas móviles.

Onesait Oil&Gas Environment supone la transformación digital de la función de vigilancia en las operaciones marinas, ya que está capacitado para lanzar alarmas de forma temprana y sin necesidad de intervención humana, lo que contribuye a eliminar errores. Asimismo, facilita el almacenamiento y utilización de los datos mediante herramientas de análisis para obtener información de valor de cara a mejorar la seguridad en las operaciones, realizar auditorías, resolver conflictos y promover una cultura de transparencia.

Se trata de un sistema completamente automático, disponible 24x7, que funciona en condiciones climatológicas adversas y configurable según la geometría de cada emplazamiento La disminución en el tiempo de reacción que aporta Onesait Oil&Gas Environment frente a otras tecnologías que existen en el mercado resulta clave para aumentar la seguridad en las operaciones.

Otro importante beneficio es la racionalización de los costes. La alerta temprana y la operación automatizada permiten reducir al mínimo el coste de respuesta, así como controlar y evitar futuros costes operativos.

Más noticias de Economía