Público
Público
Únete a nosotros

La morosidad de la banca baja al 9,91% en abril

Los créditos dudosos para la compra de vivienda se reduce hasta el 4,77% en el primer trimestre

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Las autoridades alertan del uso cada vez más frecuente de los billetes de 500 euros para la financiación del terrorismo y el lavado de dinero.

MADRID.- La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas ha bajado al 9,91% en el mes de abril, manteniendo los niveles de julio de 2012, según los datos provisionales hechos públicos este viernes por el Banco de España.

La cifra total de créditos dudosos ha caído en abril hasta 127.735 millones de euros, 1.487 millones de euros menos que el mes anterior. En un año, los dudosos se han reducido en 33.872 millones, equivalente a un 20,95%. 

Así, la morosidad de la banca se ha reducido en 3,69 puntos porcentuales respecto al máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se situó en el 13,6%.

La caída de la morosidad se ha producido, en parte, al mantenerse en abril el descenso en el crédito global del sector. En concreto, se ha reducido en 4.794 millones de euros, un 0,37%, hasta los 1,288 billones de euros. En términos interanuales, el crédito global ha caído un 4,71%.

En línea con la morosidad, las entidades financieras han reducido sus provisiones respecto al mes anterior en 852 millones, hasta los 75.426 millones. Un año antes, este 'colchón' se situaba en 94.949 millones de euros.

La morosidad hipotecaria se reduce hasta el 4,77%

En cuanto a los datos sobre morosidad de sectores concretos y medidos trimestralmente , el saldo de hipotecas dudosas destinadas a la compra de vivienda se situó en 25.141 millones de euros en el periodo de enero a marzo, el equivalente al 4,77% de los 526.382 millones del total, según los datos hechos públicos este viernes por el Banco de España.

La mora hipotecaria se reduce así continuando con la senda descendente iniciada en 2014, y tas cerrar en el 4,8% en 2015. Con este nuevo descenso, el saldo deudor se reduce hasta niveles de marzo de 2013.

En total, los préstamos a los hogares para la compra de casas se situaron en 526.382 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone 25.728 millones menos que los contabilizados un año antes. De esta manera, el crédito para la adquisición de vivienda acumula cinco años consecutivos de moderación.

Por otro lado, la morosidad de las empresas que desarrollan actividades inmobiliarias también se moderó hasta el 27,63% del crédito en el primer trimestre del año, frente al 34,75% en que se situaba en el mismo periodo del año 2015.

El crédito a las empresas inmobiliarias se situó en 128.871 millones de euros a marzo de 2016, de los que 35.617 millones eran dudosos. Así, el saldo del crédito de las inmobiliarias ha bajado en un año un 12,1%. Por su parte, la cuantía dudosa se redujo un 30,1%, desde 50.948 a 35.617 millones.

Si a estas magnitudes se suma el crédito moroso de los constructores, que se sitúa en 12.399 millones de euros, con una caída del 19,8%, el resultado arroja un montante de 48.016 millones de euros, un 4,8% menos que en el trimestre anterior.

La economía seguirá estancada

El analista de XTB, una asesoria de Broker online, Jaime Díez ha explicado a Europa Press que, siguiendo la dinámica de los últimos meses, las caídas tanto en el volumen de los créditos totales como en el de los créditos dudosos se han mantenido en el mes de abril.

No obstante, ha precisado que si bien la noticia y la dinámica es positiva, "no es capaz de tapar los grandes problemas económicos que oculta la caída de los créditos totales". El experto augura que la morosidad continuará cayendo en lo que queda de año, pero adelanta que, sin un incremento en el número de créditos, "no será más que un espejismo que impida ver el estancamiento secular en el que orbita la economía actual".

En este sentido, advierte de que "hablar de recuperación económica en pleno desapalancamiento financiero es una quimera en un sistema sostenido por el consumo y la deuda que lo capacita".