Público
Público

La concejala de Movilidad achaca la huelga del metro de Barcelona a "una parte" de los trabajadores

Empresa y sindicatos se reúnen durante seis horas sin llegar a acuerdo alguno.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Manifestación de los trabajadores del metro de Barcelona.

BARCELONA.— La dirección y el comité de huelga de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) se reunieron esta pasada madrugada durante más de seis horas para intentar llegar a un acuerdo laboral e impedir la huelga de metro convocada para mañana, jueves, en Barcelona.

En plena celebración del MWC, el mayor evento de telefonía móvil del mundo, tanto empresa como sindicatos no han sido capaces de pactar una resolución del conflicto que permita desconvocar la huelga de metro prevista para este miércoles, después de una primera huelga con servicios mínimos realizada el lunes y que coincidió con la inauguración del congreso de móviles.

Mercedes Vidal, concejala de Movilidad y presidenta de TMB, defendió este jueves por la mañana que fue imposible llegar a un acuerdo con el comité de huelga porque "hubo una actitud de bloqueo manifestada por una parte de la representación de los trabajadores", lo que provoca "una situación de callejón sin salida".

Según Vidal, la voluntad de la dirección de TMB era llegar a un acuerdo, "con una propuesta de máximos dentro de la legalidad existente y de las limitaciones presupuestarias". La propuesta de TMB, desde las primeras negociaciones para aprobar el nuevo convenio colectivo que caducó a finales de año, ha mantenido aumentar un 1% el salario de los trabajadores, ampliar la contratación indefinida y a tiempo completo de toda la plantilla, asegurar la cobertura de vacantes, entre otras medidas reclamadas por los trabajadores.

El comité de huelga de CGT anunció antes de la reunión, y después de una manifestación de unas 1.000 personas en el centro de la ciudad, que iban a presentar a una propuesta que se asemejaba a la presentada por TMB el fin de semana —y que no consiguió parar la huelga—. Pero, según Vidal, el sindicato "no presentó ninguna propuesta de acuerdo y solo pedían más incremento de la retribución". "Pedían un aumento del 3% de los salarios que no podemos asumir en responsabilidad con el transporte público porque supondría tocar tarifas o impuestos", argumentó la directiva de TMB.

A este respecto, Vidal dijo: "Los trabajadores de TMB cobran un sueldo justo por la tarea que desarrollan". La concejala de Movilidad reveló esta semana, bajo este propósito, que el sueldo habitual de los trabajadores de metro de Barcelona es de 33.000 euros al año, con 29.000 euros como salario mínimo. El sindicato CGT de Barcelona respondió con la publicación de los sueldos de los directivos de TMB, que cobran entre 80.000 y 90.000 euros de salario fijo medio. Òscar Sánchez, portavoz del comité de huelga, ha declarado después de la reunión que no se ha aceptado un acuerdo porque la voluntad de la dirección es "aplicar las medidas después de la aprobación del convenio colectivo, y no de la desconvocatoria de huelga".

Pese a todo, la voluntad del gobierno municipal sigue siendo desconvocar la huelga de mañana y continuar negociando el nuevo convenio colectivo. "No nos rendimos", defendió Vidal. Más allá de las afectaciones que tiene la huelga sobre el transporte de los casi 100.000 congresistas que visitan el MWC, los más damnificados siguen siendo los más de 1.300.000 ciudadanos que cada día usan el metro para ir a trabajar.

Aún así, en el consistorio defienden que la ciudad tiene una "excelente dotación de transporte público" alternativo al metro y, en relación al MWC, sostienen que "la ciudad está preparada para acoger estos eventos, incluso en situación de huelga". Ayer empresas privadas activaron autobuses lanzadora en quince puntos de la ciudad para el transporte de los congresistas y la Generalitat reforzó la frecuencia de las líneas de ferrocarril.