Público
Público

Naturgy pierde el pleito por la intervención de su filial en Colombia

El Tribunal de Arbitraje Internacional desestima la reclamaciones de la energética española por la intervención en 2016 por el país sudamericano de su filial Electricaribe, por la que pedía una indemnización de 1.340 millones de euros.

Edificio de la sede de Naturgy en Madrid. E.P./Eduardo Parra
Edificio de la sede de Naturgy en Madrid. Eduardo Parra / Europa Press

Un tribunal de arbitraje internacional ha fallado en favor de Colombia una demanda por cerca de 1.600 millones de dólares (1.340 millones de euros) interpuesta por la multinacional española Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa), por la intervención del Estado en la distribuidora de energía Electricaribe, informaron este viernes fuentes oficiales.

"Hoy Colombia recibió una muy buena noticia. Naturgy demandó a Colombia hace tres años por el caso de la intervención de Electricaribe. Hoy un tribunal internacional le otorgó la razón a Colombia y los colombianos nos hemos ahorrado 4,8 billones de pesos", dijo el director de la Agencia de Defensa Jurídica del Estado, Camilo Gómez.

No obstante, el Tribunal de la Comisión de las Naciones Unidas para el Desarrollo Mercantil Internacional (CNUDMI, o Uncitral, por sus siglas en inglés) ha desestimado también la reclamación de Colombia, que en su contestación a la demanda formuló una reconvención por aproximadamente 500 millones de dólares (unos 335 millones de euros).

Electricaribe, filial de la multinacional española, suministraba electricidad a los departamentos caribeños de Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre.

La empresa fue intervenida por el Gobierno colombiano en noviembre de 2016 debido a los problemas financieros que arrastraba y que afectaban la adecuada prestación del servicio. Electricaribe, que contaba con más 2,5 millones de usuarios, alegaba que parte de sus problemas eran causados por fraudes en el consumo de electricidad e impago de numerosos usuarios.

Fuentes de Naturgy indicaron que la compañía está revisando los detalles del laudo dictado por el Tribunal de la Comisión de las Naciones Unidas para el Desarrollo Mercantil Internacional (Uncitral, por sus siglas en inglés).

Además, señalaron que trabajan para poder recuperar parte de la indemnización por otras vías, como, por ejemplo, a través de la reclamación iniciada en 2019 contra un grupo de entidades aseguradoras al amparo del seguro de riesgo político en Colombia que tenía suscrito, y que le permitía poder recuperar hasta 500 millones de dólares (unos 335 millones de euros) en caso de expropiación.

A raíz de la intervención estatal, en marzo de 2017 Naturgy solicitó el inicio de un procedimiento arbitral ante el tribunal de arbitraje de las Naciones Unidas para reclamar a Colombia la devolución de Electricaribe o una indemnización de más de 1.000 millones de dólares.

En julio de 2018, Naturgy elevó a 1.600 millones de dólares (unos 1.370 millones de euros de entonces) la indemnización reclamada por la intervención y liquidación de Electricaribe, que el Gobierno colombiano dividió y vendió a dos empresas nacionales en marzo de 2020.

Sin impacto contable

La decisión del tribunal de arbitraje supone un golpe en las aspiraciones de la energética de recuperar parte de su indemnización en Colombia, aunque no tiene impacto contable para la compañía, ya que en el valor en libros ya estaba todo descontado.

En este sentido, Naturgy había venido rebajando en los últimos años la valoración de su participación en Electricaribe en sus cuentas de los últimos ejercicios ante la dificultad para realizar una valoración del valor razonable consecuencia de la situación específica del activo.

Electricaribe, fue adquirida por Unión Fenosa en el año 2000 y, posteriormente, se integró en Gas Natural cuando la gasista adquirió Fenosa en 2009.

Tras la intervención de Electricaribe, el grupo fue plegando posiciones en Colombia, hasta completar su salida del país a mediados de 2018 con la participación que le restaba en su filial de distribución y comercialización de gas al fondo de inversión canadiense Brookfield.

Solución de fondo

Por su parte, el presidente colombiano, Iván Duque, aseguró que lo de Electricaribe era un asunto que merecía tener una solución de fondo y que su Gobierno no solamente tomó las mejores decisiones, sino que logró vender la compañía.

"En este Gobierno (...) logramos no solamente vender la empresa, bien vendida, a dos operadores que están haciendo inversiones multimillonarias para mejorar la calidad del servicio, sino que también con este equipo de la Defensa Jurídica de la Nación enfrentamos las demandas y hoy ellos le dan ese triunfo a la nación donde la nación no tendrá que pagar un solo peso", aseguró Duque.

Entre tanto, Mauricio Cárdenas, que era el ministro de Hacienda de la época en que fue intervenida la empresa, aseguró en redes sociales que "la intervención de Electricaribe fue una decisión correcta, responsable con el país y llena de carácter".

Según el director de la Agencia de Defensa Jurídica del Estado, este era el "caso más complejo y más cuantioso que tenía Colombia en los tribunales internacionales de inversión. La decisión del tribunal es contundente: Colombia no debe pagar ni un solo centavo a Gas Natural, hoy Naturgy". 

Más noticias de Economía