Público
Público

Cargas policiales en Cádiz al finalizar la manifestación en apoyo de los trabajadores del metal

La negociación entre trabajadores y patronal se suspende y alarga la huelga del metal en Cádiz. Las conversaciones continuarán el miércoles. Los sindicatos exigen una subida salarial conforme al IPC para no perder poder adquisitivo. 

23/11/2021.- Agentes de la Policía Nacional cargan contra los trabajadores del metal que se manifiestan en Cádiz este martes 23 de noviembre de 2021.
Agentes de la Policía Nacional cargan contra los trabajadores del metal que se manifiestan en Cádiz este martes 23 de noviembre de 2021. Román Ríos / EFE

La huelga indefinida de los trabajadores del sector del metal en Cádiz llega a su octavo día sin que se vislumbre una solución inmediata al conflicto. La negociación entre los sindicatos y la Federación de Empresas del Metal de Cádiz se suspendió esta madrugada sin acuerdo, según informaron a EFE ambas partes.

Tras cinco horas de reunión en la sede del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales en Sevilla, el único compromiso al que llegaron trabajadores y empresarios fue el de mantener las conversaciones y volver a reunirse el próximo miércoles.

A la espera de que se retomen las negociaciones, las calles de Cádiz acogieron este martes una nueva manifestación convocada por los sindicatos UGT y  CCOO a la que asistieron líderes regionales y provinciales de los partidos de izquierda además de los estudiantes de la bahía de Cádiz, convocados por el Sindicato de Estudiantes desde 3º de la ESO en adelante.

Manifestación escindida

La manifestación empezó a las 11.00 horas de la mañana y en su mayor parte se desarrolló sin incidentes: miles de personas recorrieron pacíficamente las principales avenidas de la capital gaditana. Sin embargo, poco antes de las 12.30 horas empezaron las cargas policiales, justo cuando un grupo de manifestantes se separó del recorrido oficial, que se dirigía a la sede de la Federación de Empresarios de Cádiz.

La Policía efectuó disparos de balas de goma al aire y lanzó gases lacrimógenos para evitar que la parte escindida de la manifestación cortara el puente José León de Carranza de la capital gaditana. El puente, una de las tres vías de acceso por carretera a Cádiz, es considerada una infraestructura crítica, por lo que la Policía ha intentado siempre que en estas movilizaciones no las cortaran. Entonces empezaron las cargas policiales y los lanzamientos de botellas y alguna que otra piedra a los que los agentes antidisturbios respondieron con pelotas de goma y gas pimienta.

Los convocantes de la manifestación se desmarcaron rápidamente de los incidentes. Las personas que arengaban a esta parte de la protesta han pedido a los manifestantes que fueran brazos en alto hacia el cordón de policías antidisturbios, que ha ido retrasando su posición en la vía casi hasta la salida de Cádiz hacia el puente José León de Carranza. Tras unos minutos de cargas, se instaló una calma tensa.

El uso de la polémica tanqueta

Estos incidentes coinciden con las diferencias que han surgido entre los partidos de la izquierda alternativa y el PSOE por la actuación policial en Cádiz. Tanto Unidas Podemos como Más País han expresado su malestar por lo que consideran un uso excesivo excesivo de la fuerza por parte de los agentes en las protestas en los últimos días. Es más, el portavoz de Más País en el Congreso de los Diputados, Íñigo Errejón, registró este pasado lunes una serie de preguntas escritas al Gobierno en las que pide explicaciones, entre otras cosas, por el envío de una tanqueta durante las manifestaciones de los trabajadores del metal en Cádiz.

El uso de la tanqueta por parte de la Policía ha centralizado la polémica por la actuación policial. No sólo se ha quejado Unidas Podemos, sino también los sindicatos. El delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández Peñalver, aseguró este martes en la cadena Ser que la presencia del vehículo blindado sólo ocurrirá "en momentos puntuales de una situación de máxima tensión". Fernández Peñalver quiso dejar claro que la tanqueta "no está dotada con medios de ataque".

El día arrancó de forma tranquila

La octava jornada de la huelga arrancó sin incidentes graves en la bahía gaditana, con la actuación de algunos piquetes y fuerte presencia policial, sí, pero sin enfrentamientos ni altercados como los registrados en los últimos días.

En cualquier caso, el nuevo naufragio de las conversaciones presagia un largo conflicto. Los sindicatos aseguran que no ha habido avances y que los empresarios "no se mueven de sus posiciones". Según señala la agencia EFE, en su última propuesta los empresarios ofrecen una subida salarial fija y lineal del 2% en 2021, 2022 y 2023 y que al final de este último año se haga una revisión de los salarios de estos tres años en base al IPC, con lo que los trabajadores recuperaban, en una paga y dentro de dos años, el poder adquisitivo que hubieran perdido en estos tres ejercicios. Los sindicatos sin embargo exigen que la subida sea conforme el IPC interanual para no perder poder adquisitivo y que esta condición se consolide.

Más noticias de Economía