Público
Público

Nissan Renault nombra a Jean-Dominique Senard como presidente tras la dimisión de Ghosn

El expresidente del grupo automovilístico francés, Carlos Ghosn, lleva desde el pasado 19 de noviembre encarcelado en Japón por irregularidades al frente de Nissan. Por ello, el consejo de administración de Renault nombró  como nuevo presidente a Jean-Dominique Senard, hasta ahora responsable del fabricante de neumáticos Michelin.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Carlos Ghosn lleva encarcelado en Japón más de dos meses. - Reuters /Issei Kato

El consejo de administración de Renault nombró este miércoles como nuevo presidente a Jean-Dominique Senard, hasta ahora responsable del fabricante de neumáticos Michelin, para reemplazar a Carlos Ghosn, encarcelado en Japón desde hace más de dos meses por irregularidades al frente de Nissan, quién presentó su dimisión este jueves, horas antes de que el consejo del grupo francés se reuniera para destituirlo y nombrar un nuevo equipo directivo.

Senard hará tándem con Thierry Bolloré, quien como director general y responsable ejecutivo de la compañía supervisará la actividad diaria de Renault. En un comunicado, el Consejo de Administración explicó que escogió a Senard como nuevo administrador y posteriormente lo eligió presidente. Éste, a su vez, propuso como director general a Bolloré, quien ya ejercía las funciones de manera provisional tras la detención de Ghosn, el pasado 19 de noviembre.

El anuncio de la dimisión de Ghosn lo realizó el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, que se encuentra actualmente en el Foro Económico de Davos, indicaron fuentes de su gabinete. Le Maire confirmó esa renuncia -que se daba por hecha desde comienzos de la semana- poco antes de que el consejo de administración del fabricante automovilístico se reuniera en su sede a las afueras de París para decidir la nueva estructura directiva de la empresa.

El consejo pone en manos de Senard la "plena responsabilidad del pilotaje de la Alianza (Renault-Nissan-Mitsubishi) por cuenta de Renault, en coordinación con el director general". De esta manera, el presidente deberá ser el "interlocutor principal con el socio japonés y los otros socios para cualquier conversación sobre la organización y la evolución de la Alianza" y presentar al consejo las proposiciones que surjan en su seno.

En una primera declaración a la prensa en la sede de la compañía, Senard subrayó que la alianza con Nissan y Mitsubishi es "esencial" y se comprometió a que las relaciones sean "lo más armoniosas posibles" y a trabajar para restablecer la confianza y recuperar la "serenidad" tras los "acontecimientos extraordinarios" recientes. "Soy consciente de mi responsabilidad", agregó el nuevo presidente de la compañía.

El primer reto de la nueva cúpula de Renault será restablecer la confianza con Nissan, ya que la crisis generada por la detención en Tokio de Ghosn el pasado 19 de noviembre ha puesto en evidencia las fricciones entre los socios de la alianza que constituyen junto a Mitsubishi.

Los japoneses asumen con dificultad la situación actual en la que Renault es su primer accionista destacado, con un 43% del capital, mientras que Nissan tiene únicamente un 15% de las acciones de Renault, y sin derecho de voto.

Un malestar exacerbado por el hecho de que el principal accionista de Renault sea el Estado francés, que tiene un 15,01% y un 22% de los derechos de voto.