Público
Público
CORONAVIRUS

"No puedo trabajar en casa porque vivo en una habitación": ¿Pueden las empresas obligar al teletrabajo?

Vodafone, Twitter, El Corte Inglés y Bankia son algunas de las empresas que ya han decidido que muchos de sus empleados trabajen desde casa como medida para prevenir el coronavirus. ¿Deben proporcionar un ordenador, pagar el wi-fi, abonar un plus?

Empleado realizando teletrabajo desde casa/Alterio Felines
Empleado realizando teletrabajo desde casa/Alterio Felines

ALEJANDRA DE LA FUENTE

Jenifer trabaja en una empresa como teleoperadora. Este jueves por la mañana le comunicaron que podía optar a teletrabajo para prevenir contagios por coronavirus. ¿Su respuesta? "Imposible, vivo en una habitación con una cama. No puedo trabajar sentada en la cama, no tengo escritorio".

Como ella, más trabajadores han contactado con Público para explicar su imposibilidad de trabajar desde casa si su empresa finalmente decide instaurar el teletrabajo por el riesgo de contraer coronavirus.

Vodafone, Twitter, El Corte Inglés y Bankia son algunas de las empresas que ya han decidido que muchos de sus empleados trabajen desde casa, aunque esta medida es sólo una recomendación.

De hecho, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, explicó que ante un positivo lo que se debe hacer es aislar a la persona, avisar a las autoridades y vigilar a sus contactos cercanos.

En estos primeros días de coronavirus en España, son muchas las dudas que asaltan a trabajadores y empresas sobre la posibilidad de trabajar en los domicilios y sobre los protocolos que se deben seguir. ¿La empresa puede obligar a un trabajador a teletrabajar? ¿La empresa debe dotar al trabajador de todo el material necesario para el teletrabajo? ¿Qué ocurre si el trabajador no tiene espacio en casa o no dispone de un ordenador o de wi-fi?

"No, la empresa no puede obligar a un trabajador a teletrabajar si no existe un acuerdo previo al respecto", explica el abogado laboralista Víctor Llanos.

"Con respecto a si la empresa debe facilitar las herramientas de trabajo debo decir que esta cuestión es más espinosa. El artículo 13.3 del Estatuto de los Trabajadores establece que los empleados a distancia tendrán los mismos derechos que los que prestan sus servicios en el centro de trabajo de la empresa, salvo aquellos que sean inherentes a la realización de la prestación laboral en el mismo de manera presencial", explica.

"En mi opinión debe facilitársele las herramientas de trabajo (por ejemplo, un portátil). Ahora bien, debido a que el teletrabajo es pactado se puede acordar que el trabajador ponga las herramientas que sean necesarias, así como la silla, la mesa... Del mismo modo la empresa puede abonarle algún tipo de plus por este concepto si así se pacta. Se está a lo que las partes acuerden y no se puede imponer en ningún caso el acuerdo. Por lógica el trabajador debería pedir lo que necesite".

El trabajador no está obligado nunca a teletrabajar si no quiere. "El teletrabajo debe ser un acuerdo entre trabajadores y empresa. Es importante saber que el teletrabajo no tiene que ser en el domicilio necesariamente, por ejemplo, el empresario puede pagar un puesto en un coworking [oficinas compartidas]", explica Llanos.

"Si una empresa decide mandar a todos sus empleados a trabajar desde casa y cerrar la oficina física y hay varios que no quieren/pueden, la empresa está obligada a pagarles el salario, aunque no trabajen", asegura Llanos.

"La realidad es que, aunque debe haber un acuerdo entre empresa y trabajadores, que esto se produzca es tan sencillo como que la empresa pregunte a los trabajadores si quieren trabajar desde casa y ellos acepten", explica.