Público
Público

El número de mujeres en paro supera en más de un 20% al de hombres

El mercado laboral sigue castigando al colectivo femenino: el desempleo es mayor, cobra menos prestaciones y obtiene contratos más precarios.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Una mujer dentro de una oficina del Servicio Andaluz de Empleo, en Sevilla. REUTERS/Marcelo del Pozo

MADRID.- Los datos de paro registrado conocidos ayer no sólo muestran que el número de personas inscritas en las oficinas del SEPES (antiguo INEM) bajó en mayo de los cuatro millones. Confirman también que los indicadores del mercado laboral siguen siendo claramente desfavorables para las mujeres, pese a la recuperación económica de la que alardea el Gobierno.

Durante la mayor parte de la crisis, el paro registrado estuvo bastante equilibrado por sexos. En febrero de 2013 (que arrojó el peor dato histórico, con un total de 5.040.222 desempleados) había 2.503.626 hombres y 2.536.596 mujeres en esa situación. Sin embargo, en el recuento del pasado mes de mayo, el paro registrado femenino fue más de un 20% superior al masculino.

Concretamente, las mujeres inscritas en las oficinas del SEPES eran entonces 2.145.825, mientras que los hombres sumaban 1.736.578. Respecto a mayo de 2015, el paro registrado disminuyó en ambos colectivos, pero menos en el primer caso (5,65%) que en el segundo (10,08%). Esa diferencia, además, se daba tanto en los mayores como en los menores de 25 años.

En ninguna comunidad autónoma ni en ninguna provincia hay más hombres que mujeres en paro. Curiosamente es una región uniprovincial la que presenta una distancia más grande entre ambos colectivos: Murcia, con casi el 40%, siempre según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo.

Entre los inmigrantes, la situación es parecida, aunque la diferencia está algo más atenuada. En mayo había un total de 452.291 extranjeros inscritos en las oficinas del SEPES, de los que 220.969 eran hombres (48,8%) y 231.322, mujeres (51,2%).

Pese a que el colectivo femenino es más de un 20% superior al masculino en términos de paro registrado, no ocurre igual con las prestaciones, ya sean contributivas o asistenciales. A 31 de marzo de este año, 2.055.099 desempleados percibían alguna de ellas: 1.048.354 hombres y 1.006.745 mujeres.

Cuando logran trabajo, a unos y a otras tampoco les va igual. De los 145.760 contratos indefinidos suscritos en mayo, 79.256 fueron para hombres y 66.504 (un 16% menos) para mujeres. Por lo que se refiere a la conversión de temporales en indefinidos, la preferencia masculina de los empresarios es evidente también. De ello se beneficiaron el mes pasado 27.827 hombres y sólo 21.111 mujeres.