Público
Público
Datos del paro

El paro registra en junio su mayor descenso mensual de la historia: 166.911 desempleados menos

Con el descenso del paro en junio, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el sexto mes del año la cifra de 3.614.339 desempleados, su cifra más baja desde marzo de 2020, cuando llegó la pandemia del Covid.

Trabajadores de la construcción levantan un edificio en Bilbao.
Trabajadores de la construcción levantan un edificio en Bilbao. Luis Tejido / EFE

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 166.911 desempleados en junio (-4,4%), su mayor retroceso en cualquier mes desde que hay registros, según datos publicados este viernes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Es el segundo mes consecutivo en el que el paro registra récord de descensos. En mayo se había experimentado la mayor caída de la serie, de 129.378 personas, pero junio ha superado esta cifra, acercándose a una reducción de 167.000 personas.

Con el descenso del paro en junio, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el sexto mes del año la cifra de 3.614.339 desempleados, su cifra más baja desde marzo de 2020, cuando llegó la pandemia del Covid.

El dato de paro de junio, al igual que ocurrió en los meses anteriores, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

En términos desestacionalizados, el paro registrado bajó en junio en 102.604 personas, registrando también su mayor caída de la serie.

En el último año el desempleo acumula un descenso de 248.544 parados, lo que supone un 6,4% menos. Trabajo destaca además que en el desempleo se ha reducido en casi 395.000 personas en los últimos cuatro meses.

El paro disminuyó en junio en todos los sectores, salvo en la agricultura, donde subió en 1.882 personas (+1%), por las características estacionales de esta actividad. El mayor retroceso del paro lo protagonizó el sector servicios, con 131.217 desempleados menos (-4,9%).

En junio se registraron 1.798.047 contratos, un 55% más que en el mismo mes de 2020, de los que 172.866 fueron indefinidos, el 9,6% del total de contratos.
El Ministerio ha informado además de que el gasto en prestaciones alcanzó los 2.332 millones de euros en el mes de mayo (último dato disponible), de los que 555 millones correspondieron a prestaciones para trabajadores en ERTE, frente a los 632 millones del mes de abril.

La hostelería tira del empleo

En cuanto al empleo, la Seguridad Social ganó en junio una media de 233.056 cotizantes respecto al mes de mayo (+1,2%), lo que situó el número total de ocupados en 19.500.277 cotizantes, impulsada principalmente por la hostelería gracias al levantamiento de restricciones por la pandemia y al ritmo de vacunación.

Este repunte de cotizantes supera el registrado en todos los meses de junio al menos desde 2001. Hasta ahora el descenso más acusado era el de junio de 2005, cuando se ganaron 230.000 cotizantes.

En términos desestacionalizados, la Seguridad Social ganó 202.857 afiliados.

Al detalle de los datos del empleo, la afiliación al régimen general aumentó en 217.852 personas, gracias principalmente al comportamiento de la hostelería, pero también a los crecimientos en agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca y en las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento.

Además de la mejora en el régimen general (con un alza de 27.354 personas en el sistema especial agrario y de 713 en el del hogar), el de los autónomos se incrementó en 13.045 personas, el del mar en 2.144 y el del carbón en 16.

Prácticamente todas las comunidades autónomas, encabezadas por Baleares, Castilla-La Mancha y Cantabria sumaron afiliados, mientras que solo La Rioja los perdió.

Baja el paro con fuerza en los servicios

Respecto a los datos del paro y por sectores, el desempleo se redujo principalmente en los servicios (131.217 personas), aunque también en la industria (12.698), la construcción (11.763) y el colectivo sin empleo anterior (13.115), aunque se incrementó en la agricultura (1.882).

Se redujo más entre los hombres (88.050) que entre las mujeres (78.861), y con menos fuerza entre los jóvenes (23.557) que entre los mayores de 25 años.

Por regiones, las caídas más significativas se registraron en Andalucía (58.281 personas), Cataluña (35.955 personas) y Baleares (12.602 personas).

El número de contratos registrados durante el mes de junio ha sido de 1.798.047, lo que representa un aumento de 638.445 respecto a hace un año, y, de ellos, 172.866 contratos fueron de carácter indefinido, el 9,61 % del total todos los contratos.

El número de trabajadores en ERTE sigue a la baja

Además, el número de trabajadores en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) continuó a la baja en junio hasta cerrar el mes en 447.800, 44.692 menos que un mes antes y el dato más bajo desde el inicio de la pandemia.

Según los datos del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, el número de trabajadores en ERTE asociado a la COVID-19 está en el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia (cuando llegaron a proteger a 3,6 millones de trabajadores) habiéndose activado así casi el 90 % de los empleados que estuvieron en esta situación.

Frente al cierre de mayo, el número de trabajadores acogidos a ERTE se redujo en 44.962 personas si se tiene en cuenta la fecha de alta, es decir, la fecha de efectos del expediente. Sin embargo, si se tiene en cuenta la fecha de notificación, es decir, de solicitud del ERTE, el descenso es mucho más elevado y alcanza los 94.332 empleados.

De las 447.800 personas en ERTE al cierre del mes, 138.175 estaban suspendidas a tiempo parcial y un 70 % del total estaba acogida a alguna de las modalidades que conlleva exoneraciones en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Más noticias de Economía