Público
Público

Empleo El paro registrado bajó en 38.692 personas en 2019 y confirma la desaceleración en la creación de empleo

El número de parados registrados baja por séptimo año consecutivo, aunque este descenso es el menos pronunciado desde 2013. Aún hay 3.163.605 desempleados inscritos en las oficinas de empleo, aunque es la cifra más baja desde 2008.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Dos jóvenes son atendidos en una oficina de empleo./ EFE

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 38.692 desempleados en 2019 (-1,2%), séptimo descenso anual consecutivo, aunque el menos pronunciado desde que España inició la recuperación en 2013, ha informado este viernes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El volumen total de parados alcanzó al finalizar el ejercicio la cifra de 3.163.605 desempleados, la más baja a cierre de año desde 2008, después de registrar en el último mes de 2019 un descenso mensual de 34.579 desempleados (-1,08%), su peor dato en un mes de diciembre desde 2011, cuando subió en 1.897 parados.

La bajada del desempleo en 2019 es la séptima consecutiva tras la de 2013, 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018 cuando el paro cayó en 147.000, 253.000, 354.203, 390.534, 290.193 y 210.484 personas, respectivamente, y contrasta con las subidas experimentadas en el periodo 2007-2012.

En concreto, en 2012, 2011 y 2010 el paro aumentó en 426.364, 322.286 y 176.470 personas, respectivamente, mientras que en 2007, 2008 y 2009 las listas de las oficinas públicas de empleo sumaron 106.674, 999.416 y 794.640 parados más.

De este modo, el descenso de 2019 es el peor dato anual desde 2012, cuando el desempleo subió en más de 426.000 personas. Si sólo se tuvieran en cuenta los años en los que ha descendido el paro, el de 2019 sería el menor recorte del desempleo desde el ejercicio 2005, cuando bajó en 9.778 parados.

En cuanto a la contratación, en 2019 se realizaron algo más de 22,5 millones de contratos, un 1% más, de los que 2.159.434 fueron contratos indefinidos, el 9,6% del total, con un descenso del 5,5% respecto a 2018.

Afiliación a la Seguridad Social

La Seguridad Social por su parte cerró el año 2019 con un aumento medio de 384.373 afiliados (+2%), su menor repunte desde 2013, tras haber registrado en diciembre 31.659 cotizantes más (+0,1%), en el que fue su peor diciembre desde 2012, cuando perdió algo más de 88.000 cotizantes, ha informado este viernes el Ministerio de Trabajo.

De esta forma, el total de ocupados se situó al finalizar diciembre en 19.408.538 afiliados, su mayor volumen en un mes de diciembre. En media anual, se registraron 19.278.721 afiliados, la cifra más alta de la serie histórica.

La ganancia de cotizantes en 2019, la sexta anual consecutiva, es el peor dato anual desde 2013, cuando se registró un retroceso de 85.041 cotizantes.

UGT: el SMI no tiene un impacto negativo

UGT ha defendido este viernes que los datos de creación de empleo de 2019 prueban que la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) "no ha tenido el impacto negativo que determinados interlocutores reiteradamente anunciaban".

En un comunicado, el sindicato considera que los pronósticos de destrucción de empleo "han sido refutados por la realidad" aunque todavía haya que esperar para tener datos específicos sobre las consecuencias de la subida del SMI.

Con respecto a evolución del empleo en 2019, UGT apunta que aunque el crecimiento ha sido más lento que en ejercicios anteriores, sigue siendo "positivo".

Asimismo, reitera que la reducción de paro "debe ser el principal objetivo de toda la sociedad", lo que a su juicio pasa por una política económica expansiva, al tiempo que insiste en que el empleo creado es "de muy baja calidad", una precariedad que el sindicato asocia a la reforma laboral de 2012.

Más noticias de Economía