Público
Público

Pensión mínima por incapacidad permanente El Gobierno modifica a la baja el mínimo de las pensiones por incapacidad permanente tras oponerse el PSOE a esa medida en mayo

Hace ocho meses, en plena tramitación de los presupuestos de 2018, los socialistas rechazaron una enmienda registrada por el PP para modificar la Ley General de la Seguridad Social y desvincular el mínimo de estad prestaciones del salario mínimo (hoy no pueden estar por debajo del 55% del salario mínimo). Ahora ha aprobado la misma medida que rechazó en mayo de 2018.

Publicidad
Media: 2.78
Votos: 9

El Gobierno socialista de eliminar el importe mínimo de las pensiones por incapacidad permanente para desvincularla del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)

Donde dije digo, ahora digo Diego. Aunque es un tópico, así puede resumirse la decisión del Gobierno socialista de eliminar el importe mínimo de las pensiones por incapacidad permanente para desvincularla del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Esa es una de las medidas incluidas en el decreto-ley sobre pensiones y el ámbito laboral que el Ejecutivo de Pedro Sánchez aprobó a finales de 2018 y que ha trascendido ahora. Lo más llamativo es que hace apenas ocho meses, el pasado mes de mayo, el PSOE se opuso con contundencia a esta misma medida cuando la planteó el Gobierno entonces presidido por Mariano Rajoy

Entonces el PSOE puso el grito en el cielo cuando el PP quiso hace lo mismo registrando una enmienda a su propio Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 en la que  planteaba modificar la Ley General de la Seguridad Social y destopar por abajo las pensiones por incapacidad permanente (hoy no pueden estar por debajo del 55% del salario mínimo). La enmienda no salió adelante, pero ahora sí.

La medida supone acabar con el suelo de estas prestaciones, para que en adelante el Gobierno no tenga que atenerse a un mínimo marcado por la ley, lo que abre la puerta a un posible recorte de estas pensiones por incapacidad permanente, que perciben un 6,4% del total de beneficiarios del sistema.

Hasta ahora, la norma establecía que la cuantía de la pensión de incapacidad permanente total "no podrá resultar inferior al 55% de la base mínima de cotización para mayores de dieciocho años"; esto es, un 55% del Salario Mínimo Interprofesional. Al subir este año 2019 el SMI un 22%,  hasta los 900 euros, el mínimo de este tipo de prestaciones también tendría que subir en la misma proporción, desde los 404,77 euros al mes de 2018 a los 495 euros mensuales en 2019. 

El mínimo vinculado al SMI sólo estaba regulado para los trabajadores con cónyuge que no estuviera a su cargo ya que éstos perciben las prestaciones más bajas. Sin embargo, como recuerda un portavoz del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) en eldiario.es "con los trabajadores que tiene un cónyuge a su cargo o que viven solos no se sigue este criterio": en 2019 el incremento acordado por el Gobierno de manera general para las pensiones mínimas será del 3%.

Desde el Gobierno de Sánchez argumentan que esa subida del 22% habría situado el mínimo de la pensión por incapacidad permanente total de trabajadores casados o casadas o muy por encima de las pensiones por incapacidad permanente total de trabajadores solos o con familiares a cargo, que en 2019 será de 421,4 euros al mes. Y a ese argumento se agarra el Gobierno de Sánchez para justificar la medida ahora adoptada.