Público
Público

Pensiones El FMI aconseja a los menores de 28 años aplazar cinco años su jubilación para no poner en peligro las pensiones

El organismo apunta, a través de un informe, que es el envejecimiento de la población de las economías más avanzadas lo que en 30 años amenazará las retribuciones.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde/EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aconseja a los menores de 28 años que se jubilen cinco años más tarde y se hagan un plan de pensiones para compensar posibles recortes. Así lo ha hecho a través de un informe publicado hoy, y que recoge El Mundo, y en el que se alerta sobre las consecuencias del envejecimiento de la población en las economías más avanzadas, que en un periodo de 3O años podrían poner en peligro los sistemas públicos de pensiones

"En las economías avanzadas donde las pensiones han sido reformadas, para quienes han nacido entre 1990 y 2009, las simulaciones sugieren que elevar la edad de jubilación en cinco años cerrarían la mitad de la brecha perdida respecto a los actuales pensionistas", aconseja el informe. También apunta que si los trabajadores ahorraran cada año el 6% de sus ingresos, se compensaría esta pérdida. 

En los países de rápido envejecimiento con ratios bajas de ahorro y crecientes compromisos de pensiones "el reto será elevar las prestaciones de manera sostenible", apunta el FMI, que pone como ejemplo a Japón y a algunos países europeos. Desde la institución insisten en la importancia de que los más jóvenes sean capaces de ahorrar en la actualidad para asegurarse unos ingresos en la jubilación. 

Este organismo realiza estas recomendaciones justo cuando en España el Gobierno dará este año un tercer préstamo a la Seguridad Social para las pensiones. Así, el Tesoro concederá un préstamo de 15.164 millones de euros para evitar que se agote en Fondo de Reserva, en el que ya sólo quedan 5.043 millones. Además, se sacarán 3.700 millones de la hucha de las pensiones

La Seguridad Social terminó 2018 con un déficit de casi 18.937 millones de euros, muy por encima de los 17.712 millones inicialmente previstos debido a la incorrecta presupuestación de la subida de las pensiones del pasado año, según ha explicado esta semana la secretaria de Estado de Presupuestos, María José Gualda. 

El gasto presupuestado en pensiones ascenderá en 2019 a más de 153.000 millones de euros. El Ejecutivo se reunió con la  patronal y los sindicatos el lunes para tratar de pactar un acuerdo de mínimos que trasladar al Congreso de los Diputados.