Público
Público

Pensiones La OCDE pide a España que los autónomos coticen más para reforzar las pensiones

El organismo internacional señala que las cotizaciones de estos trabajadores son una de las debilidades del sistema de pensiones español. La Asociación de Trabajadores Autónomos responden que hay otros problemas de sostenibilidad.

Autónomos, presente y futuro del mercado de trabajo. (ARCHIVO)

Público | europa press

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha señalado a las cotizaciones de los autónomos como una de las debilidades del sistema de pensiones español, según se desprende de su informe anual sobre el estado de las pensiones.

"La mejora de las perspectivas de pensiones para todos necesita que todos los ingresos sean tratados de la misma forma para las pensiones y, en particular, que los autónomos paguen contribuciones con arreglo a sus ingresos reales y no a los declarados", ha indicado el organismo internacional presidido por el mexicano Ángel Gurría.

En concreto, la OCDE ha alertado de que un trabajador autónomo español a tiempo completo situado en la mediana gana el 69% de lo que ingresa un trabajador por cuenta ajena en la mediana, frente al 84% de media del conjunto de la OCDE.
Esta situación se agrava por el hecho de que "se les permite contribuir menos" que los trabajadores por cuenta ajena, ya que ellos mismos pueden elegir su base de cotización "sin ninguna relación con sus ingresos reales".

Según los datos de la institución con sede en París, el 70% de los autónomos solamente pagan "lo mínimo". Además, ha alertado de que declarar menos de lo que se ingresa realmente "parece ser algo generalizado".

De esta forma, la pensión futura de los autónomos, de acuerdo a los cálculos de la OCDE, solamente representa el 42% de la media de los trabajadores por cuenta ajena. Esto representa el cuarto peor dato de todos los países miembros de la institución, solo por detrás de Japón, México y Países Bajos.

La OCDE dice que a los autónomos españoles "se les permite contribuir menos, sin sin ninguna relación con sus ingresos reales"

Aunque el informe sobre pensiones de este año se ha centrado en autónomos y otras formas de trabajo poco estable, la OCDE sigue alertado del riesgo del envejecimiento de la población. De acuerdo a los proyecciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en 2050 España tendrá 78 personas por encima de 65 años por cada 100 situadas entre los 20 y los 64 años. En la actualidad, la ratio es de 33 por cada 100.

Por otro lado, la institución también ha señalado como riesgos para el sistema de pensiones que medidas como el índice de revalorización o el factor de sostenibilidad hayan quedado en suspenso.

"La mayoría de los sistemas de protección social [de la OCDE] fueron diseñados sobre la premisa de carreras estables y lineales, con un solo empleador, por lo que están mal equipadas para proporcionar seguridad de ingresos para trabajadores no estándar", ha agregado el organismo.

Así, la OCDE ha recomendado que la intención política de elevar el emprendimiento no sea a costa de rebajar la cuantía de las cotizaciones, sino que estas sean "subsidiadas a través de otras fuentes, al menos para los que ingresan menos".

Respuesta de ATA

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha asegurado que el problema del sistema de las pensiones en España no tiene que ver "ni por asomo" con lo que cotizan los autónomos.

Para Amor, el sistema de pensiones tiene "otros problemas de sostenibilidad mucho mayor que este". Así, ha apostillado que hablar de cotizar por ingresos reales en lugar de tener en cuenta los rendimientos netos es "no conocer cómo facturan y funcionan los trabajadores por cuenta propia".

"Obligar y perder la voluntariedad traería consigo una caída generalizada de los rendimientos netos", ha remarcado Amor, que ha asegurado que no se puede olvidar que uno de cada tres autónomos cotizaría por debajo de lo que lo hace ahora.