Público
Público

La petrolera árabe Aramco se estrena en bolsa con un alza del 10%

La valoración de la compañía estatal saudí se acerca a los 2 billones de dólares a los que aspiraba el príncipe heredero Mohammed bin Salman.

Dos personas observan el panel de la Bolsa de la Riad (Tadawul) los primeros movimientos de Saudi Aramco, tras el estreno bursátil de la petrolera estatal árabe. REUTERS/Ahmed Yosri

AGENCIAS

La petrolera saudí Aramco, la más grande del mundo, debutó este miércoles en la Bolsa de Riad (Tadawul) con un precio de 35,2 riales (9,39 dólares u 8,47 euros), lo que supone una subida del 10 % sobre el valor fijado de referencia de 8,5 dólares previo a la apertura. De ese modo, la compañía estatal saudí  se acerca a la valoración de 2 billones de dólares a la que aspiraba el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.

Al precio de 32 riyales por acción fijado en su OPV, la petrolera saudí ha recaudado 96.000 millones de riyales (23.065 millones de euros) con la operación, lo que se traduce en la mayor salida a Bolsa de la historia, superando los 25.000 millones de dólares (22.525 millones de euros) recaudados por la china Alibaba en su debut en la Bolsa de Nueva York. En tercer lugar se sitúa SoftBank, que ingresó 2,64 billones de yenes (21.870 millones de euros) por la salida a Bolsa de su filial de telecomunicaciones.

Las acciones de la petrolera, que tiene una cuota del 10 % en la producción mundial de crudo, ya iniciaron la sesión subiendo hasta el techo máximo de oscilación permitido por Tadawul en un mismo día, un 10 %, y se ha mantenido así toda la sesión.

El presidente y consejero delegado de la petrolera Saudi Aramco, Amin H. Nasser, toca la campana en la ceremonia oficial del comienzo de cotizaciónm de la compañía estatal árabe en la Bolsa de Riad. REUTERS

Saudi Arabian Oil Co (Aramco) es, con holgura, la compañía cotizada más grande del mundo, aunque tendrá uno de los free float o capital flotante (acciones negociables en el mercado) más pequeños, con tan sólo el 1,5%.

Arabia Saudí se apoyó principalmente en inversores nacionales y regionales para comprar las acciones de Aramco, ante el tibio interés del extranjero.

Además de protagonizar la mayor OPV de la historia y confirmarse como la empresa cotizada más valiosa del mundo, Aramco también ostenta el récord de ser la empresa más rentable. Durante el proceso de su salida a Bolsa, la firma abrió sus libros a las agencias de calificación crediticia Moody's y Fitch, que informaron de que la empresa obtuvo un beneficio neto de 111.100 millones de dólares (99.199 millones de euros) en 2018 (mayor que el que registraron Apple, Facebook y Microsoft juntos).

El logo de la petrolera Saudi Aramco, en el caso de un trabajador, en sus instalaciones de Abqaiq (Arabia Saudí). REUTERS/Maxim Shemetov

"Esta es la mayor operación pública de venta de acciones de la historia de la humanidad y el reino puede estar inmensamente orgulloso", dijo el presidente del Consejo de Dirección de Aramco, Yaser al Rumayan, durante el acto previo al momento de la salida a bolsa de la petrolera.

Por su parte, el presidente de la petrolera, Amin Nasser dio la bienvenida a los inversores "al viaje para entregar energía al mundo", y añadió que la empresa se mantendrá "firmemente enfocada en la seguridad, las capacidades operativas y un enfoque financiero disciplinado".

Tadawul anunció la semana pasada que limitará el peso de los valores de sus índices para que ninguna compañía represente más de un 15 % y así evitar que grandes empresas como Aramco distorsionen los índices selectivos.