Público
Público

El PIB se desacelera en el tercer trimestre hasta el 2,4%, la tasa más baja en cuatro años

Las exportaciones registran su primera tasa intertrimestral negativa en 5 años y el empleo mantiene su ritmo, con 450.000 empleos en un año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cadena de montaje de la planta de Seat en Martorell, cerca de Barcelona. REUTERS/Albert Gea

En medio de las señales de ralentización en las principales economías mundiales, la española mantuvo en el tercer trimestre su ritmo de crecimiento intertrimestral aunque mostró una leve desaceleración interanual ante un menor empuje de la demanda interna.

La economía española creció un 0,6% en el tercer trimestre del año, lo mismo que en los dos trimestres anteriores, sostenida por consumo de los hogares, frente a la moderación de la inversión. Por su parte, la tasa interanual se situó en el 2,4%, una décima menos que en el trimestre anterior y la más baja en casi cuatro años, según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Ese 2,4% es una décima inferior a la tasa inicialmente estimada por Estadística en el dato adelantado el 31 de octubre (2,5%); sí ha coincidido, por el contrario, el dato trimestral que adelantó el INE, del 0,6%. En todo caso, la economía española acumula 19 trimestres consecutivos de tasas interanuales positivas, mientras que con el avance trimestral del 0,6% se acumulan 20 trimestres consecutivos de alzas.

La demanda nacional aportó 2,8 puntos al crecimiento del PIB interanual en el tercer trimestre, tres décimas inferior a la del trimestre anterior, en tanto que la demanda externa restó cuatro décimas al crecimiento, dos décimas superior a la del trimestre pasado. De esta forma, la demanda nacional lleva cuatro trimestres aportando 3 o más puntos al crecimiento, mientras la demanda externa lleva cinco trimestres con aportaciones negativas.

El PIB a precios corrientes creció a una tasa del 3,4% en el tercer trimestre, tasa similar a la registrada en el segundo trimestre y una décima inferior al dato adelantado por el INE.

Repunta el gasto de los hogares en el trimestre

Según los datos del INE, el consumo de los hogares incrementó ocho décimas su crecimiento trimestral entre julio y septiembre, desde el 0% al 0,8%. Al mismo tiempo, el gasto público se intensificó seis décimas, hasta el 0,8%, encadenando siete trimestres de alzas. Por su parte, el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro volvió a tasas positivas tras la caída del segundo trimestre (-0,6%), al subir un 0,2% entre julio y septiembre.

Por el contrario, la inversión moderó su crecimiento trimestral desde 3% al 0,8%, debido a la pronunciada contención de la inversión en maquinaria y bienes de equipo, que avanzó un 0,8% en el tercer trimestre, frente al avance del 5,8% del trimestre anterior. Al mismo tiempo, la inversión en vivienda y construcción moderó siete décimas su avance trimestral, desde el 1,7% al 1%.

Entre julio y septiembre, tanto las exportaciones como las importaciones registraron tasas negativas. En concreto, las exportaciones retrocedieron nueve décimas, frente al alza del 0,3% anterior, lo que supone su primera tasa intertrimestral negativa en cinco años. De su lado, las importaciones disminuyeron un 0,2%, su primer descenso en dos años, cuando en el trimestre precedente habían aumentado un 0,7%.

Diferente tendencia anual de consumo e inversión

Los dos principales componentes de la demanda nacional (consumo e inversión) mostraron en el tercer trimestre tasas positivas interanuales, aunque con diferentes tendencias: el consumo aumentó un 2,1%, igual que en el trimestre anterior, mientras que la inversión moderó su avance anual hasta el 5,5%, desde el 7% anterior.

Dentro de la partida del consumo, el de los hogares moderó una décima su crecimiento anual, hasta el 2,1%, mientras que el de las instituciones sin fines de lucro se contrajo cinco décimas respecto al trimestre anterior, hasta el 1%. Por su parte, el gasto de las administraciones públicas aceleró su aumento anual dos décimas, desde el 1,9% al 2,1%.

Por su lado, la inversión registró un crecimiento interanual del 5,5%, porcentaje 2,5 puntos inferior al del trimestre anterior, tras moderarse el repunte interanual de la inversión en vivienda y construcción ocho décimas, hasta el 5,5%, y contraerse el ritmo de crecimiento de la inversión en maquinaria, bienes de equipo y sistemas de armamento desde el 10,3% al 7,2%.

450.000 empleos más en un año

En cuanto al empleo, el INE asegura que esta variable, medida en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, registró una variación del 0,7% respecto al trimestre anterior, una décima inferior a la registrada en el segundo trimestre.

En términos anuales, el empleo aumentó a un ritmo del 2,5%, tasa similar a la del segundo trimestre, lo que supone un incremento de 450.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

La remuneración de los asalariados crece un 4,5% interanual, su mayor aumento en casi tres años

En el tercer trimestre, sólo la ocupación en agricultura intensificó su caída, desde el -1,1% al -1,4%, y en industria disminuyó el avance, pasando del 2,1% al 0,6% en el tercer trimestre, mientras que servicios (el 2,2% al 2,5%), y construcción (del 8,6% al 8,7%) intensificaron su aumento interanual.

El empleo asalariado, por su parte, creció un 3,3% interanual entre julio y septiembre, una décima más que en el trimestre anterior.

La productividad por puesto de trabajo equivalente a tiempo completo disminuyó una décima, hasta el -0,1%, mientras que el crecimiento de la productividad por hora efectivamente trabajada bajó una décima , hasta el -0,5%.

En este contexto, la remuneración de los asalariados creció un 4,5% interanual, su mayor aumento en casi tres años, desde el cuarto trimestre de 2015. Así, el crecimiento del coste laboral por unidad de producto (CLU) se situó en el 1,2%, dos décimas por encima que la variación experimentada por el deflactor implícito de la economía (1%).

Por otra parte, el INE también ha revisado el PIB y sus agregados de los dos primeros trimestres del año, si bien los crecimientos de la economía se mantienen, y se revisan a la baja algunas tasas de consumo público, privado, inversión y, sobre todo, de importaciones.