Público
Público

Los planes de pensiones privados, de mal en peor: pierden 1.500 millones en octubre

Nuevo batacazo en plena campaña anual para la captación de partícipes. Ninguna de las diez principales gestoras del país salió airosa el mes pasado. Todas las modalidades de planes se vieron arrastradas por los malos resultados.

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5

Un anuncio de planes de pensiones en una oficina de Bankinter. E.P.

Octubre fue catastrófico para los planes de pensiones privados, debido a los bajos tipos de interés y a la mala evolución de la Bolsa. Esta fórmula de inversión colectiva, que permite acumular ahorro para la jubilación, obtuvo el mes pasado una rentabilidad media negativa. Dicho por lo claro: los planes de pensiones perdieron dinero; algunos de ellos, mucho dinero. No sólo en términos reales (después de descontar la inflación), sino incluso en término nominales.

Según la sociedad de servicios de inversión VDOS, la caída afectó a todos grupos financieros que están detrás de este negocio: bancos, aseguradoras, entidades de crédito… En conjunto, se perdieron 1.509 millones, a los que hay que añadir otros 30 por la diferencia negativa entre captaciones (dinero que entra) y prestaciones (dinero que sale). Eso arroja una suma de 1.539 millones de euros, equivalentes al 2,11% del patrimonio que integran los planes de pensiones.

Se da la circunstancia de que actualmente está en marcha la campaña anual de reclutamiento de nuevos partícipes, que suele desarrollarse a lo largo del cuatro trimestre. La elección de esta época obedece a la proximidad del final de año y, en consecuencia, de la posibilidad de tomar decisiones que permitan reducir la factura fiscal de los contribuyentes. Los planes de pensiones son una de las pocas opciones de desgravación que aún contempla el IRPF.

Del descalabro de octubre no se libró ninguna de las diez principales gestoras del mercado, siempre según la información proporcionada por VDOS. Bankinter Seguros de Vida perdió un 3,12%, seguida por Vidacaixa (-2,63%), Bansabadell Pensions (-2,20%), Allianz Popular Pensiones (-1,99%), Renta 4 Pensiones (-1,97%), Mapfre Vida pensiones (-1,94%), Ibercaja Pensión (-1,68%), Santander Pensiones (-1,60%), Bankia Pensiones (-1,48%) y BBVA Pensiones (-1,44%).

El patrimonio bajó en todos los tipos de planes de pensiones: en los de renta fija (-1,63%), en los de renta variable (-4,75%), en los mixtos (-1,98%), incluso en los garantizados (-1,15%) y en los denominados de rentabilidad absoluta (-1,49%). Sólo los monetarios se salvaron de la quema (+0,80%), pero no porque sus inversiones arrojaran beneficios, sino porque las captaciones superaron a las prestaciones.

Estos datos se refieren sólo a los planes de pensiones del sistema individual; es decir, aquellos que promueven las instituciones financieras para sus clientes. Quedan fueran del cómputo, por tanto, los del sistema de empleo, que promueven las empresas para sus trabajadores, y los del sistema asociado, que promueven organizaciones como los sindicatos para quienes están afiliados a ellas.

Sobre el conjunto de los tres sistemas, los últimos datos disponibles corresponden a septiembre y proceden de la patronal del sector, que es Inverco. Su rentabilidad media a un año era del 0,02% a esa fecha, con pérdidas del 1,26% en el caso de los individuales. Ni Inverco ni VDOS incorporan en sus informes el efecto de la inflación (2,3% de tasa anual en octubre), lo que significa que la realidad es aún más dura de lo que reflejan estas cifras.

Además, los planes de pensiones están sujetos a comisiones; en concreto, a dos: la de gestión y la de depósito. Actualmente, la de gestión máxima se sitúa en el 1,25% y la de depósito, en el 0,20%, siempre calculados sobre el volumen de patrimonio.