Público
Público

El presidente de BBVA niega cualquier responsabilidad personal en el caso Villarejo

Carlos Torres afirma que  desea que se esclarezcan los hechos "cuanto antes" y dice que estará de acuerdo con "lo que decida el juez".

El presidente de BBVA, Carlos Torres, durante la presentación de resultados de la entidad en 2019. EFE/ Fernando Villar
El presidente de BBVA, Carlos Torres, durante la presentación de resultados de la entidad en 2019. EFE/ Fernando Villar

AGENCIAS

El presidente del BBVA, Carlos Torres, ha rechazado este viernes cualquier implicación personal en el presunto caso de espionaje que afecta al banco, del que desea que se resuelva lo antes posible y con la mayor transparencia, y ha subrayado que estará de acuerdo con "lo que decida el juez".

"Respecto a mi persona, no hay ninguna posibilidad de que yo tengo algo que ver con estos asuntos", ha declarado en la rueda de prensa de los resultados anuales de la entidad, sobre los servicios prestados por el comisario jubilado José Manuel Villarejo al banco.   

El denominado caso Villarejo se remonta a 15 años. En 2004, el banco había contratado a Grupo Cenyt, una empresa de seguridad  Villarejo, para supuestamente espiar a ejecutivos de Sacyr, constructora que por aquel entonces pretendía conseguir el control del segundo banco español. 

La Fiscalía Anticorrupción ha remitido un escrito al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón en el que solicita el levantamiento del secreto de actuaciones de la investigación de los contratos del BBVA con el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo que se sigue en el llamado caso Tándem.

Torres, que desea que se esclarezcan los hechos "cuanto antes", ha apuntado que el levantamiento del secreto de sumario "quizá significa que se acerca el final de la instrucción y el esclarecimiento de los hechos". "The sooner, the better" (cuanto antes, mejor), ha comentado.

En cuanto a la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de pedir a la Audiencia Nacional el informe forensic, una noticia que trascendió el pasado mes de diciembre, el presidente de BBVA ha explicado que el banco mantiene una relación "intensa y fluida" con sus supervisores, con los que siempre comparte "toda la información".

"En este caso concreto, no podíamos trasladarle ninguna información, porque el procedimiento está declarado secreto. Cuando trasladamos toda la documentación relevante obtenida en la investigación interna a la Audiencia Nacional, ante la petición del BCE, que es la petición lógica del supervisor en un caso como este, le dijimos en julio que no podíamos hacerlo por el secreto judicial, que teníamos que pedir autorización al juez. A partir de ahí, a principios de septiembre el BCE le pidió acceso a esa información al juez, esos son los hechos", ha explicado Torres Vila.

Sobre la relación de Carlos Torres con el expresidente Francisco González (el pasado año defendió su inocencia), el presidente de BBVA ha optado por no realizar ningún comentario de personas concretas, debido a que el asunto está ahora judicializado. "No hablo de personas porque hay un proceso judicial que no había el año pasado. Creo que hay que tener un enorme respeto cuando hay un proceso judicial en curso y no hacer declaraciones", ha señalado.

Torres tampoco ha querido aclarar si Francisco González podría recuperar la presidencia de honor del banco, que dejó temporalmente, y ha afirmado que el caso Villarejo no ha tenido ningún impacto en el negocio ni en los índices de reputación que utiliza el banco.

En esta línea, ha destacado que el banco ha incrementado sus clientes en España incluso en los momentos en los que el asunto ha tenido más visibilidad en los medios de comunicación y que ha cerrado un ejercicio en el que ha salido al mercado de manera muy activa en cuanto a emisiones y la acogida de los inversores "no ha podido ser mejor".