Público
Público

'Profit warning' Las agencias rebajan el rating de Dia a 'bono basura'

Los analistas creen que el grupo de supermercado puede verse abocado a una ampliación de capital después de dejarse en una semana más de la mitad de su valor bursátil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tienda Dia Market.

En menos de 24 horas, las agencias de calificación Moody's y Standard & Poor's han rebajado la calificación de Dia por debajo del grado de inversión, tras la revisión a la baja de sus resultados (un profit warning, como se conoce en el mercado) que lanzó el grupo el 15 de octubre.

Moody's rebajó a última hora del jueves la calificación de la cadena de distribución de Baa3 a Ba2, mientras que S&P la rebajó tres escalones desde BBB- a BB- el viernes por la tarde, en niveles de lo que se conoce como bono basura.

"Nuestra decisión de rebajar la calificación de DIA y ponerla en revisión se debe a la opinión de DIA de que los beneficios caerán sustancialmente en 2018 y 2019, por pérdida de cuota de mercado en España y depreciación de divisas en los mercados emergentes", dijo Vincent Gusdorf, analista de Moody's.

"Moody's cree que la magnitud de la revisión de beneficios pone de relieve la debilidad en el modelo de negocio y gestión de DIA, que hará muy difícil que recupere su posición competitiva y mejore su evolución operativa en el futuro", añadió Gusdorf.

Además, ambas agencias situaron la calificación en revisión para estudiar la posibilidad de una nueva rebaja, lo que aumenta la presión sobre Dia, que podría verse abocada a una ampliación de capital en una semana en la que se ha dejado más de la mitad de su valor bursátil, según analistas.

En un entorno de fuerte competencia que ha provocado un descenso de sus ventas y mayores gastos operativos, Dia rebajó el lunes su proyección de EBITDA ajustado para 2018, el tercer profit warning en un año, y anunció cambios en la dirección financiera.

Una fuente conocedora de la situación dijo a Reuters el martes que el director financiero de Dia, Amando Sánchez Falcón, lleva suspendido de empleo y sueldo desde el lunes, cuando la empresa lanzó la advertencia sobre sus resultados y remodeló su cúpula directiva.

Tras el descalabro de las últimas sesiones, las acciones de Dia cerraron el viernes con una caída del 1,7% a 0,88 euros por acción, muy cerca del mínimo histórico tocado hace dos días, acumulando un descenso del 80% desde que arrancó 2018.