Público
Público
laboral coronavirus

Prórroga de los ERTE, ley de teletrabajo y conciliación: así se presenta el nuevo curso para los trabajadores

La situación laboral tanto para empleados por cuenta ajena como para autónomos sigue condicionada por la pandemia. A día de hoy, siguen pendientes la ampliación de algunas medidas adoptadas hace meses o la implantación de otras nuevas.

Gobierno y agentes sociales retomarán la negociación para regular el teletrabajo el 1 de septiembre
Un empleado teletrabaja desde su casa. Foto de archivo. 

alejandra de la fuente

La emergencia del coronavirus ha propiciado que el Gobierno haya tenido que tomar multitud de medidas excepcionales. Muchas de ellas en materia de empleo debido al paro derivado del confinamiento.

La situación de los ERTE, las ayudas a trabajadores autónomos, la Ley de Trabajo a Distancia (teletrabajo), las ayudas para personas empleadas del hogar y las bajas laborales por contagios son algunos de los temas más importantes en la actualidad laboral. Este es el estado de la cuestión al comienzo de la temporada en cada uno de estos temas que afectan al mercado laboral tras los meses de verano.

Situación de los ERTE

De momento, la prórroga de los ERTE se encuentra en una auténtica cuenta atrás, ya que termina el próximo 30 de septiembre. Este viernes, el Gobierno y los agentes sociales se reúnen para iniciar las negociaciones sobre dicha prórroga.

Un punto en el que parece que tendrán que detenerse es en la cuantía de las prestaciones, porque la actual normativa de las prestaciones por desempleo establece que, a partir de los 6 meses, el trabajador pasa de cobrar el 70% de su base reguladora al 50% de la misma. Lo que quiere decir que el salario de los trabajadores en ERTE se reducirá prácticamente a la mitad de lo que cobraban antes de haber estado en ERTE.

De cara a este vienres, los sindicatos exigirán que no se reduzca a la mitad las cotizaciones y la paga de los afectados por ERTE desde marzo.

Según los últimos datos, menos de 700.000 personas se encuentran bajo este tipo de expediente. De estos, no todos verán reducida su prestación, ya que esta caída podría afectar únicamente a aquellos que lleven desde el principio de la pandemia en ERTE, porque ya se habrá cumplido el plazo de seis meses desde que se encuentran en él.

Negociaciones sobre el anteproyecto de la Ley de Trabajo a Distancia

El Gobierno y los sindicatos han retomado este martes las negociaciones para regular el teletrabajo.

Por el momento, el Ejecutivo ha planteado que esta modalidad se debe regular cuando suponga al menos el 30% de la jornada, según plantea el borrador que presentará Trabajo a los agentes sociales.

Entre los puntos más importantes a destacar se encuentra el que la empresa sea la que dote al trabajador de los medios, equipos y herramientas necesarias para desarrollar su actividad y que el empleado no sea el que tenga que asumir los gastos relacionados con los mismos.

La propuesta de Trabajo contempla que la empresa no podrá exigir al empleado que utilice sus propios dispositivos y que pueda tener derecho a la desconexión digital fuera del horario laboral.

La empresa podrá adoptar medidas de vigilancia y control para poder comprobar que el trabajador cumple sus obligaciones, aunque este anteproyecto de ley deja fuera al personal laboral de las Administraciones Públicas.

Ayudas a las empleadas del hogar

El Gobierno, en el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, reguló el subsidio de desempleo excepcional –debido al coronavirus– por falta de actividad para las personas integradas en el Sistema Especial para Empleados de Hogar del Régimen General de la Seguridad Social.

Aunque la medida ha tardado en llegar, la disposición extraordinaria para este colectivo de trabajadoras –la mayoría son mujeres–  ya se está reconociendo. Desde el Ministerio de Trabajo se asegura que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha recibido en torno a 30.000 solicitudes.

Las empleadas de hogar que hayan perdido su trabajo durante el estado de alarma o hayan visto reducidos sus ingresos tienen derecho a cobrar un subsidio extraordinario con el límite del salario mínimo (950 euros). Toda la información y cuestionarios se encuentran en la propia página del Servicio Público Estatal de Empleo.

Baja por contagio de coronavirus

Según lo dispuesto en los criterios 2/2020 y 3/2020 de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, "la enfermedad ocasionada por el virus COVID-19 deberá catalogarse como "enfermedad común" a los efectos de las prestaciones de la Seguridad Social, salvo que se pruebe que la enfermedad se ha contraído con causa exclusiva en la realización del trabajo".

De la misma forma, se especifica que "los periodos de aislamiento preventivo a que se vean sometidos los trabajadores como consecuencia del virus SARS-CoV2, serán considerados como situación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común, y durante los mismos los afectados tendrán derechos a las correspondientes prestaciones".

En el caso del personal médico la cosa cambia. El 26 de mayo, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto por el que los contagios y fallecimientos de los profesionales sanitarios por la covid-19 pasaban a ser considerados como "contingencia profesional derivada de accidente de trabajo".

Tras decaer dicho decreto derivado del estado de alarma, la infección de coronavirus por parte de los sanitarios o el fallecimiento, pasaba a ser considerado como contingencias de carácter común, pero el pasado 4 de agosto, el Consejo de Ministros aprobó otro Real Decreto Ley con diferentes medidas, entre las que se encontraba la prórroga de la consideración como contingencia profesional derivada de accidente de trabajo de las enfermedades padecidas por el personal que presta servicio en centros sanitarios o socio-sanitarios como consecuencia del contagio de la covid-19.

Baja por contagio de los hijos

El aumento de contagios por coronavirus ha devuelto el foco al permiso retribuido, para padres que no puedan acudir a trabajar como consecuencia del virus en sus hijos. Esta medida ya se sopesó durante las primeras semanas de la pandemia, pero finalmente quedó aparcada. Ahora con la temida "vuelta al cole" ha resurgido el debate.

La ministra Yolanda Díaz recordó, el pasado jueves, la existencia del plan Me cuida, por el que se puede solicitar la adaptación del horario y reducción de jornada en circunstancias relacionadas con la covid-19, el carácter preferente del trabajo a distancia, y la incapacidad temporal en caso de cuarentena y aseguró que estas medidas "seguirán en vigor".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido rebajar las preocupaciones de los padres y ha asegurado este martes en una entrevista en la Cadena Ser que podrán solicitar una baja laboral.

Sánchez ha recordado que actualmente "existe ya una baja por incapacidad reglada por la Seguridad Social y, por tanto, aquellos padres y madres que tengan esta eventualidad se pueden acoger a ello".

Ayudas para autónomos

El Gobierno, en los Reales Decretos 8/2020, 14/2020 y 15/2020, estableció una serie de medidas extraordinarias entre las que se encontraba una prestación por cese de actividad para autónomos, que podía solicitarlo cualquier persona que se viese afectada por el cierre de su negocio debido a la declaración del estado de alarma cuya facturación cayese un 75% respecto a la media mensual del semestre anterior.

Actualmente, si un trabajador por cuenta propia y beneficiario de la prestación extraordinaria ha retomado la actividad, a partir del 1 de julio se habrá visto beneficiado de una exoneración en las cuotas a la Seguridad Social de los meses de julio, agosto y septiembre.

Además, las personas autónomas que mantengan la actividad, pero vean reducida su facturación en el tercer trimestre en un 75% respecto al mismo periodo en 2019 (y siempre que sus rendimientos netos sean inferiores en 1,75 veces el SMI) podrán solicitar una prestación ordinaria compatible con la actividad.

Más noticias de Economía