Público
Público
Únete a nosotros

Quiebra de Blanco La Audiencia investigará a la cúpula saudí de las tiendas Blanco por su quiebra en 2016

El juez acepta la querella de la Plataforma de Afectados por la Situación de Blanco que acusa a los directivos saudíes de desfalco y estafa.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fotografía de una de las tiendas de la empresa Blanco. / EUROPA PRESS

La Audiencia Nacional investigará a la cúpula de la marca textil Blanco después de que el juez instructor Ismael Moreno se haya declarado competente para dilucidar si los directivos fueron los responsables de la quiebra de la empresa en noviembre de 2016, según han informado fuentes jurídicas.

El juez Ismael Moreno acepta en un auto investigar la denuncia interpuesta a principios de este año por la Plataforma de Afectados por la Situación de Blanco. En esta querelle, se denuncia que los directivos habrían desfalcado la empresa hasta llevarla a su quiebra.

Inicialmente esta denuncia se había comenzado a investigar en un juzgado de Alcorcón (Madrid), que se inhibió en favor del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional dado el elevado número de perjudicados y a la distinta procedencia de los mismos, según ha adelantado El Español.

La denuncia se dirige contra los empresarios saudíes Simon Marshall, Masoud Mohammad Husesien Mamad y Gerard Louis Water, Fawaz Abdulaziz Al-Hokair y la empresa Global Leiva SL (empresa propietaria de Blanco) por los presuntos delitos de estafa, insolvencia punible y alzamiento de bienes.

El magistrado de la Audiencia Nacional se encargará ahora de investigar al grupo saudí dueño de la cadena de ropa cuando, precisamente, en un primer momento este órgano judicial inadmitió dicha querella, tras requerir información al juzgado mercantil de Toledo encargado de la liquidación de activos de la empresa para conocer la magnitud del caso.

MÁS DE CIEN TIENDAS

La plataforma de Afectados denuncia en su querella, presentada en enero de 2017, que los actuales dueños de la firma textil pretenden eludir sus responsabilidades en el cierre de 102 establecimientos y el despido de 850 trabajadores, según informaron en un comunicado.

Según explicaron, dos meses antes de entrar en el concurso de acreedores en el que actualmente se encuentran, el grupo saudí intentó desvincularse de Global Leiva mediante su "venta simulada" al fondo de inversión del Emirato de Dubai AC Modus, cuyo principal accionista es Fawaz Abdulaziz Al-Hokair, presidente y cofundador del grupo saudí.