Público
Público

Rato intenta zafarse de su fianza del caso Bankia amparándose en los argumentos del fiscal

El expresidente de la entidad amplía su recurso contra la fianza de 800 millones de euros, que le impuso el juez Andreu de la Audiencia Nacional junto a otros tres miembros de la antigua cúpula de la entidad.

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia y exvicepresidente económico con los gobiernos de Aznar. REUTERS

pablooliveira

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha ampliado su recurso contra la fianza de 800 millones de euros, que le impuso el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu junto a otros tres miembros de la antigua cúpula de la entidad, para incluir algunas de las tesis de la Fiscalía Anticorrupción.

En el escrito presentado hoy y al que ha tenido acceso Efe, Rato recuerda al juez que el fiscal no ve necesaria adoptar una medida cautelar tan gravosa, entre otras razones, por el "carácter discutible" de las conclusiones de los peritos cedidos por el Banco de España y su falta de experiencia en material bursátil.

En el informe pericial, los dos inspectores consideraban que las cuentas de la salida a bolsa de Bankia no reflejaban la imagen fiel de la entidad, pero Rato recuerda que "la contabilidad no es una ciencia exacta y las estimaciones no son infalibles", algo de lo que ha advertido también el fiscal.

Y ante la acusación del juez, a juicio de Rato "infundada", de que se cometió una estafa a inversores, el exministro de Economía le recuerda que el fiscal destacó la falta de experiencia de los peritos en materia bursátil y el carácter discutible de sus conclusiones críticas, que deben ser contrastadas por la CNMV.

En la ampliación de su recurso, Rato también insiste en que la salida a bolsa estuvo intensamente supervisada por la CNMV y el Banco de España, que conocieron "todos los detalles y pormenores"; es más, recuerda que el supervisor bursátil ha corroborado que "la operación se llevó a cabo de forma impecable".

El expresidente de Bankia aprovecha además para rememorar que el fiscal ha advertido de que los peritos ignoraron la situación económica que se vivía en aquellos momentos y, al igual que el juez, no prestaron atención a algo "tan obvio" como que los estados financieros del grupo eran "milimétricamente" supervisados por el Banco de España y estaban auditados sin salvedades por Deloitte.

Más noticias de Economía