Público
Público

La rebaja del recibo de la luz suma 5.600 millones en un año, casi el triple de lo que pagarán las energéticas con el nuevo impuesto

El precio final de la electricidad en el mercado regulado ha aumentado casi un 70% en los últimos doce meses, en un proceso que repunta de nuevo tras atenuarse a partir de marzo y a pesar del tope al gas.

La rebaja de impuestos por el recibo da la luz acumula ya un coste de 5.592 millones de euros en su primer año de aplicación
La rebaja de impuestos por el recibo da la luz acumula ya un coste de 5.592 millones de euros en su primer año de aplicación. Reuters

Las rebajas fiscales en el recibo de la luz acumulan un coste de 5.592 millones de euros para las arcas estatales en su primer año de aplicación, según recoge el último Informe Mensual de Recaudación de la Agencia Tributaria. Esta cifra prácticamente triplica los 2.000 millones que el Gobierno prevé ingresar de las grandes compañías energéticas con el impuesto sobre los beneficios extraordinarios en cada uno de los dos años de vigencia que, en principio, prevé darle.

La tramitación parlamentaria de ese impuesto a la vuelta del verano será uno de los principales retos para la coalición de Gobierno, en paralelo a la tramitación de los últimos Presupuestos Generales del Estado de la legislatura, si bien el conflicto con las energéticas (y también con los bancos) comenzará en realidad tras su aprobación y tendrá como escenario los juzgados.

Desde el mes de enero, estas medidas han restado 3.987 millones a la recaudación

"Los cambios normativos y de gestión en el primer semestre del año han supuesto una pérdida de ingresos valorada en 2.999 millones" de euros para las arcas estatales, señala el Informe de Recaudación de junio, que anota cómo "el bloque de medidas que sigue restando más ingresos son las aprobadas para mitigar los efectos del significativo aumento del precio de la electricidad".

Solo en junio, añade el informe, "se estima una pérdida adicional de ingresos de casi 300 millones, 148 millones en el Impuesto Especial sobre la electricidad y 143 millones en el IVA" por la rebaja del recibo de la luz, mientras que "desde el mes de enero, estas medidas han restado 3.987 millones a la recaudación, y si se tiene en cuenta todo el periodo desde que comenzaron, la pérdida se eleva a 5.592 millones".

Mismo sistema de subasta que antes de la aceleración de los precios

"Las medidas del Gobierno han incidido fundamentalmente en dejar de recaudar impuestos, pero no ha habido una intervención sobre los precios" de la electricidad, destaca Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores Facua, que critica cómo en estos meses "ni siquiera hemos visto un mensaje diciendo públicamente que reclama a Bruselas acabar con el sistema de subastas ".

Rubén Sánchez: "Las medidas del Gobierno no han intervenido sobre los precios"

"Somos conscientes de que el Gobierno tiene serias limitaciones para intervenir en el precio de la electricidad y que dependería de la Comisión Europea", añade Sánchez, que insta al Ejecutivo a pedir ese cambio regulatorio: "Debe reclamar a Bruselas que quiere un sistema alternativo y que los Estados puedan intervenir los precios máximos a todas las tecnologías", señala, al tiempo que aboga por una ampliación del bono social.

"Ahí sí que tiene capacidad de intervención, y hay una promesa de ampliarlo en el acuerdo de coalición, pero el número de personas que tiene derecho al bono social se ha aumentado muy levemente, son un millón y medio de hogares", recuerda, mientras plantea: "¿Por qué no hay cinco o siete millones con derecho al bono social y pueden beneficiarse de los descuentos que se supone que tiene que costear el propio sector?".

Casi un 4% de la recaudación tributaria en lo que va de año

En esos doce meses, desde la aplicación de las primeras medidas para tratar de embridar el desbocado precio que familias y empresas pagan por la electricidad a mediados de junio de 2021 hasta el mismo mes de este año, algo más de la mitad de la merma de ingresos (2.935 millones) se concentra en el suspendido Impuesto sobre el Valor de Producción de la Energía, un tributo del 7% que las empresas generadoras liquidan al Estado pero que acaba incorporado al precio con el que la electricidad entra en las cadenas de distribución y comercialización.

Le sigue con 1.345 el Impuesto Especial, reducido del 5,1% al 0,5%, y, con 1.312, el IVA, inicialmente reducido del 21% al 10% y después al 5% para consumidores con una potencia instalada inferior a 10Kw.

Los 3.987 millones de euros que la rebaja de los impuestos en el recibo de la luz ha supuesto en los primeros seis meses de este año equivale a un 3,7% de los 107.009 millones de euros que la Agencia Tributaria ha recaudado en ese periodo, en el que sus ingresos registraron un aumento del 18,3% sobre ese mismo semestre de 2021. "De no haberse producido [esas mermas, parcialmente enjugadas por otras aportaciones], el crecimiento de los ingresos podría haber alcanzado el 21,6%", añade el informe.

Julio marca el tercer precio más elevado en dos años

Mientras tanto, en ese mismo año, de junio a junio, el precio final que los consumidores pagan por la electricidad se ha encarecido casi un 50%, y llegó a duplicarse en marzo, a pesar de la reducción de los impuestos y de medidas como el tope a la ponderación del gas en el cálculo del precio final de la luz.

Esta última, según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica, ha dejado la cotización media del megawatio/hora en el mercado mayorista en 143,9 euros en sus primeros 50 días de aplicación, un nivel que se sitúa por debajo de la mitad del que se da en Alemania (302,55), Francia (374,19) o Italia (405,74).

Sin embargo, las estimaciones de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) indican que la factura mensual media de un hogar con un consumo estándar y una tarifa del mercado regulado, que se situada en 56,57 euros en agosto de 2020, rompió la barrera de los 70 euros en mayo del año pasado para superar los cien en octubre de 2021, nivel del que solo ha bajado desde entonces en dos ocasiones.

El mes pasado, a la espera de que la excepción ibérica pueda arrastrar a la baja los precios minoristas conforme se normalice la producción de las centrales nucleares y pueda remitir la demanda que provocan las olas de calor, ese recibo medio marcó, con 115,27 euros, el tercer precio más elevado de la serie, únicamente superado por los 143,03 de marzo y por los 119,17 de diciembre.

Más noticias de Economía