Público
Público

Reino Unido rebaja de tipos y aprueba una inyección presupuestaria frente al coronavirus

El banco central británico recorta el precio del dinero por primera vez desde agosto de 2016, del 0,75% al 0,25%, mientras el Gobierno anuncia plan de estímulo de 30.000 millones de libras.

Un hombre con mascarila, delante de la sede del Banco de Inglaterra, en la City de Londres. REUTERS/Henry Nicholls
Un hombre con mascarila, delante de la sede del Banco de Inglaterra, en la City de Londres. REUTERS/Henry Nicholls

Reuters

El Banco de Inglaterra (BoE, según sus siglas en inglés) redujo los tipos de interés en medio punto porcentual el miércoles y anunció iniciativas para estimular los préstamos bancarios solo horas antes de que el Gobierno anunciara unos presupuestos que incluiyen un importante gasto para evitar una recesión provocada por el brote de coronavirus.

En un plan de estímulos a dos bandas, el Banco de Inglaterra anunció una reducción de emergencia de los tipos acordada por unanimidad justo antes de la apertura de los mercados en Londres y de que el Ejecutivo del primer ministro Boris Johnson anuncie sus planes presupuestarios.

La última acción de Mark Carney como gobernador, que devuelve el tipo de interés de referencia a un mínimo histórico del 0,25% (desde el 0,75% en el que se encontraba), se produce en un momento en que el COVID-19, una infección similar a la gripe causada por el coronavirus, se está extendiendo rápidamente, avivando los temores de una recesión mundial y perturbando los mercados.

"El papel del Banco de Inglaterra es ayudar a las empresas y hogares del Reino Unido a superar una crisis económica que podría ser grande y aguda, pero que debería ser temporal", dijo Carney a la prensa después de anunciar la primera reducción de los tipos desde agosto de 2016.

El actual gobernador del Banco de Inglaterra (c), Mark Carney, junto a su sucesor, Andrew Bailey (D), y el director de comunicación de la entidad, Mike Peacock (I), en una rueda de prensa en la sede de la institución para explicr las medidas adoptadas por la crisis del coronavirus. REURTERS/Peter Summers/Pool

El recorte se produce tras la adopción de una medida similar por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos la semana pasada, constituyendo la primera acción de este tipo que tiene lugar fuera del calendario de reuniones previstas en la agenda del banco central británico desde la crisis financiera de 2008. El tipo de interés bancario ha vuelto al mínimo histórico que alcanzó después del referéndum de Brexit de 2016.

"Estas medidas ayudarán a mantener a las empresas y a las personas en los puestos de trabajo, y evitarán que una interrupción temporal cause un daño económico más duradero", dijo Carney, que compareció junto a su sucesor Andrew Bailey.

"Aunque la magnitud de la conmoción económica de COVID-19 es muy incierta, es probable que la actividad se debilite notablemente en el Reino Unido en los próximos meses", dijo el BoE. "El Banco tomará todas las medidas necesarias para apoyar la economía y el sistema financiero del Reino Unido".

El secretario del Tesoro (ministro de Finanzas) británico, Rishi Sunak, posa con la cartera con el proyecto de presupuestos, en Downing Street, en Londres. REUTERS/Peter Nicholls

Además, Reino Unido presentó un plan de estímulo de la economía de 30.000 millones de libras (39.000 millones de dólares) tan sólo unas horas después de que el Banco de Inglaterra recortara sus tipos de interés. El nuevo ministro de Economía del Gobierno presidido por Boris Johnson, Rishi Sunak, dijo que la economía se enfrenta a un "impacto significativo" por la propagación del virus, incluso si se queda en un episodio transitorio.

"Hasta una quinta parte de la población en edad de trabajar podría tener que dejar de hacerlo en cualquier momento. Las cadenas de suministro de las empresas se están interrumpiendo en todo el mundo", dijo Sunak el miércoles en un discurso sobre el presupuesto anual pronunciado ante el Parlamento británico. "Haré lo que sea necesario para apoyar la economía."

Sunak, que sólo lleva un mes en el cargo, anunció un paquete de medidas para ayudar a las empresas que están teniendo que lidiar con una crisis del flujo de caja, incluyendo la suspensión durante un año del impuesto sobre la renta pagado por las empresas más pequeñas.

El sistema de salud británico y otros servicios públicos recibirán un fondo de emergencia de 5.000 millones de libras

También anunció que las empresas y los trabajadores autónomos podrán aplazar el pago de impuestos, relajando además las normas de compensaciones por enfermedad de trabajadores y beneficiarios de prestaciones sociales.

El sistema de salud británico y otros servicios públicos recibirán 5.000 millones de libras extra para ayudar a contrarrestar la propagación del coronavirus.

Johnson pretendía que los primeros presupuestos de su nuevo Gobierno fueran una declaración de intenciones de sus planes para dirigir la inversión hacia las regiones más pobres, en donde la mayoría de los votantes lo apoyaron en su contundente victoria electoral de diciembre.

Sin nuevas compras de deuda por ahora

Además, el Banco de Inglaterra no anunció nuevas compras de deuda (denominadas expansión cuantitativa o QE por sus siglas en inglés), pero redujo a cero su colchón de capital anticíclico para los bancos y lanzó un nuevo plan para fomentar los préstamos a las pequeñas empresas, ambas medidas para que los préstamos sigan fluyendo.

El BoE dijo que permitiría a los bancos liberar una reserva especial de capital, conocida como reserva de capital anticíclica, para que puedan seguir prestando a los hogares y las empresas durante la epidemia del coronavirus. La liberación de esta reserva abrirá una compuerta de hasta 190.000 millones de libras de préstamos bancarios a empresas, equivalente a 13 veces el préstamo neto de los bancos a las empresas en 2019, según dijo el BoE.

"Al igual que la medida de la Reserva Federal que vimos antes, se trata de asegurarte de que te adelantas a los acontecimientos", dijo Vicky Clarke, economista de Investec. "No han hecho nada en el frente QE, así que todavía existe la posibilidad de tirar de ese nivel si es necesario."

Más noticias de Economía