Público
Público

Repsol lanza una estrategia integral de financiación sostenible para acompañar su proceso de descarbonización

Bajo este marco, la petrolera podrá emitir bonos ligados a la sostenibilidad, bonos verdes y los llamados bonos "de transición".

Vista del Campus Repsol, en Madrid. EFE/Emilio Naranjo
Vista del Campus Repsol, en Madrid. EFE/Emilio Naranjo.

El grupo de energía español Repsol ha contratado a varios bancos para que presenten a los inversores un nuevo marco de financiación de transición que permitirá a la empresa emitir bonos vinculados a la sostenibilidad.

HSBC y Natixis han sido designados para ayudar a la empresa española a presentar el nuevo marco a los inversores del 21 al 23 de junio. Bajo este marco, Repsol podrá emitir bonos ligados a la sostenibilidad, bonos verdes y los llamados bonos "de transición".

Repsol se convirtió en una de las primeras petroleras en emitir un bono verde en 2017, pero fue criticada en su momento por utilizar esa etiqueta para recaudar un dinero que se destinaría a mejorar las eficiencias de sus refinerías.

La deuda fue excluida de los principales índices de bonos verdes en ese momento, ya que no cumplía los requisitos de la Climate Bonds Initiative, una organización sin ánimo de lucro con sede en Londres que proporciona datos sobre sostenibilidad a los inversores.

Desde entonces, se ha abierto un amplio sector de financiación en torno a los llamados bonos de "transición", es decir, deuda emitida por empresas contaminantes que intentan hacer una transición hacia un marco operativo más sostenible.

"La nueva estrategia establece una exigente hoja de ruta, con metas intermedias de reducción de intensidad de carbono más ambiciosas, para continuar avanzando en el objetivo de ser cero emisiones netas en 2050", dijo Repsol en un comunicado el lunes.

El grupo presidido por Antonio Brufau, que destacó que  esta estrategia integral de financiación sostenible, que ha sido verificada y certificada por la agencia de calificación ISS, está en línea con su plan estratégico 2021-2025, permitiendo el acceso a los recursos financieros necesarios para su implementación y contribuyendo a que la compañía siga liderando la transición energética dentro de su sector.

Los tres tipos de instrumentos financieros incluidos en esta estrategia integral se dividen en dos categorías. La primera de ellas es la de bonos o instrumentos de financiación de uso dedicado, que incluyen bonos verdes y de transición, ambos sujetos a los Principios de Bonos Verdes de la Asociación Internacional de Mercados de Capital (ICMA, en sus siglas en inglés).

Los fondos obtenidos con los primeros se destinarán a la financiación de proyectos elegibles de acuerdo con la taxonomía de la Unión Europea (energía renovable e hidrógeno renovable entre otros). Por su parte, los fondos procedentes de los instrumentos de transición serán asignables a actividades y proyectos adicionales que también contribuyen a los objetivos sostenibles y forman parte de la estrategia de transición energética de Repsol.

La segunda categoría es la de bonos o instrumentos financieros cuyas condiciones económicas están ligadas al cumplimiento de objetivos clave de sostenibilidad de Repsol como compañía.

En diciembre de 2019, Repsol fue la primera compañía de su sector en anunciar el compromiso de convertirse en una compañía cero emisiones netas en 2050, alineada con el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

En noviembre del año pasado, el grupo presentó su nueva hoja de ruta 2021-2025, que recoge inversiones por 18.300 millones de euros a lo largo del periodo y un 30% del total, 5.500 millones de euros, se destinará a iniciativas bajas en carbono.

Más noticias de Economía