Público
Público

Resultados anuales Colonial gana 525 millones tras fusionar Axiare y elevar su posición en la francesa SFL

La integración de esta socimi aporta rentas de 56 millones y eleva un 52% la deuda hasta los 4.680 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Banderolas con el logo de Colonial, en una promoción de la inmobiliaria.

Colonial obtuvo un beneficio neto de 525 millones de euros en 2018 gracias a la fusión de Axiare, al aumento de su participación en la francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL), a la subida de las rentas de las oficinas y a la revalorización de su cartera de edificios, según informó la socimi.

El resultado es, no obstante, un 23,1% inferior al del ejercicio precedente, por la menor revalorización de su patrimonio en comparación a la de 2017, y por los extraordinarios contabilizados ese año por la venta de un inmueble en París y la conversión a socimi.

La compañía que dirige Pere Viñolas indicó que su beneficio recurrente, una vez descontados extraordinarios y la revalorización de activos, se sitúa en 101 millones y arroja una progresión del 22%.

Al cierre de 2018, la cartera de edificios de oficinas que la socimi tiene repartidos en el centro de París, Barcelona y Madrid presentaba un valor de mercado de 11.348 millones de euros, un 22% más que un año antes, un 8% en caso de descontar el efecto Axiare.

El alquiler de estos inmuebles le reportó ingresos por rentas de 347 millones de euros, un 23% más que un año antes. Los edificios que aportó la fusión de Axiare contribuyeron con 56 millones de euros, el 16,1% del total.

Subida de alquileres del 26%

En el plano operativo, durante el pasado año, Colonial firmó 103 contratos de alquiler, por una superficie total de 175.000 metros cuadrados, que generarán rentas de 43 millones de euros anuales.

La compañía participada por el fondo soberano de Qatar asegura que estos contratos han "capturado" la subida media del 8% que, según estima, registraron los precios de alquiler de oficinas en los tres mercados en los que opera. En el caso de las renovaciones de sus contratos, aplicó un aumento de rentas del 26%.

Aumento de deuda

En el capítulo financiero, a la conclusión de 2018, Colonial presentaba un endeudamiento neto de 4.680 millones de euros, un 52% más respecto al de 3.066 millones que el pasado año, antes de cerrar la compra de Axiare. Este pasivo representa el 39% del valor de sus activos (loan to value), lo que supone elevar en ocho puntos la tasa del 31% que presentaba el pasado ejercicio.

La compañía, que continúa con la diversificación de sus fuentes de financiación, registra esta deuda a pesar de que el pasado año canceló 408 millones de euros del pasivo 'heredado' de Axiare. Además, ya en este ejercicio ha amortizado 131 millones más y además ha refinanciado los 151 millones restantes.

Descarta nuevas fusiones

Colonial, además de la reciente fusión con Axiare, cuenta con una cartera de proyectos de nuevas oficinas en desarrollo que suman una inversión de casi 1.300 millones de euros.

La paulatina conclusión y puesta en el mercado de estos nuevos edificios añadirá a su cartera 210.000 metros cuadrados más de superficie y le permitirá casi duplicar los ingresos por rentas hasta superar con creces los 500 millones de euros anuales.

A pesar de este crecimiento ya asegurado, Colonial apuesta por continuar con su política de inversión de entre unos 250 y 300 millones de euros anuales. No obstante, descarta nuevas fusiones como la de Axiare. "El crecimiento futuro se basará más en compras de edificios que en operaciones corporativas", aseguró Viñolas.

Más noticias de Economía